“Los inversionistas creen en Pemex”, defendió el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera, ante las críticas de algunos diputados de la oposición, que cuestionaron si se está teniendo la mejor estrategia para generar confianza y atraer inversiones al país.

Al comparecer por más de seis horas ante el pleno de la Cámara de Diputados para explicar el Paquete Económico 2020 y el Primer Informe de Gobierno, el funcionario dijo que todos tienen una opinión sobre Petróleos Mexicanos (Pemex), como las calificadoras, analistas y los legisladores, pero los inversionistas “también están poniendo dinero”.

Muestra de ello es que, en las últimas dos semanas, la SHCP ha estado involucrada en una transacción para Pemex, indicó. Detalló que, hace dos semanas, se requería levantar 7,500 millones de dólares, que equivalen a más de 150,000 millones de pesos. Por dicha operación se tuvo una demanda de 38,000 millones de dólares.

“Fue una operación que teníamos a siete, 10 y 30 años. La mayor demanda la tuvimos en el tramo de 30 años, de tal manera que los inversionistas no sólo creen en Pemex, sino que creen en Pemex en el largo plazo”, enfatizó.

Agregó que todavía el miércoles pasado se realizó otra operación de canje por 5,000 millones de dólares, de la cual se recibió una demanda de 13,000 millones de dólares.

“Es decir, la demanda total de recursos para Pemex fue de alrededor de 50,000 millones de dólares. Eso es 1 billón de pesos, más de lo que se dio al ramo de participaciones federales de este año, lo cual quiere decir que los inversionistas hablaron. Tienen confianza en el país y tienen confianza en Pemex”, afirmó, mientras fue aplaudido por algunos diputados.

Herrera, quien estuvo acompañado de su equipo económico, agregó que en julio y agosto se dio la estabilización de la producción de crudo, “por lo que, de seguir este comportamiento, se espera un cambio en la tendencia y el consecuente repunte al cierre del año. Ello apuntalaría el crecimiento de las actividades mineras y un incremento en el PIB petrolero, así como una disminución gradual en el déficit de la balanza petrolera”.

Presupuesto responsable

El responsable de las finanzas públicas del país aseguró que, a pesar del limitado margen de maniobra que se tuvo en el Paquete Económico 2020, se logró un presupuesto responsable y se mantuvo una disciplina fiscal y financiera, así como el compromiso de no aumentar el nivel de deuda.

Recordó que 60% del gasto neto del 2020 se concentrará en el pago de pensiones del sector público, el costo financiero de la deuda y los recursos que se destinan a los estados y municipios.

“Del total de los recursos que nosotros hemos propuesto, en realidad sólo 18% está bajo nuestra discreción, y eso incluye salarios, pago de servicios y programas del sector social. Lo que estos números permiten ilustrar es lo apretadas que están las finanzas públicas (...) De 6 billones de pesos que se esperan recaudar, menos de 1.1 billones se pueden disponer de forma libre”, refirió.

Herrera admitió que, ante esta presión fiscal, será necesario buscar en la segunda mitad del sexenio nuevas fuentes de financiamiento. En tanto, en esta primera mitad del sexenio se buscará cobrar bien los impuestos que ya existen.

Ante la pregunta de si este gobierno estaría dispuesto a que se cree un Consejo Fiscal, respondió: “Le haría un gran bien al país si el Congreso mexicano tuviera un órgano como éste. Sería el principal contrapeso técnico para nosotros; sería muy importante”, dijo frente a los pocos diputados que se encontraban en su curul.

Ratificación del t-mec ayudará a crecer 2%

Otro de los temas que cuestionaron los legisladores que se encontraban en el recinto fue cómo se logrará el crecimiento optimista de 2% que proyectan en los Criterios Generales de Política Económica, y la reactivación de la inversión pública.

Por un lado, Herrera comentó que uno de los elementos que ayudará a que la economía crezca entre 1.5 y 2.5% es la ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

“La ratificación del T-MEC abrirá la oportunidad de inversión privada, tanto nacional como extranjera (...) Se disiparía la incertidumbre que ha rodeado nuestra relación comercial, reduciendo también los riesgos de nuevas amenazas arancelarias”, expresó.

Destacó que esta situación generaría efectos positivos sobre tres aspectos. Primero, el volumen de los flujos comerciales, “consolidando al país como el principal socio comercial de Estados Unidos, condición que impulsaría al sector agropecuario e industrial”.

Como segundo punto, expuso que dicho acuerdo ayudaría a mover los flujos de Inversión Extranjera Directa, lo cual beneficiaría a las tres naciones para aprovechar las ventajas competitivas del acuerdo comercial.

Por último, como tercer punto, destacó que se tendría un favorable ambiente de negocios que “mejoraría la confianza de los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros”.

Con respecto a cómo detonarán la inversión en el país, expuso que una manera será a través de seis concesiones que implicarán 18,000 millones de pesos adicionales en inversión. Además, se realizarán contratos de Asociaciones Público Privadas, contratos de servicios de largo plazo para la producción de petróleo en Pemex, que también está a punto de lanzar 15 contratos, y tiene en puerta otros 100 adicionales.

[email protected]