La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde confirmó que dejará temporalmente sus responsabilidades al frente del organismo durante el proceso de nominación a la presidencia de Banco Central Europeo (BCE).

“Me siento muy honrada de haber sido nominada para la Presidencia del BCE. En vista de lo anterior, y en consulta con el Comité de Ética de la Junta, decidí dejar temporalmente mis funciones como Directora Gerente del FMI durante el período de nominación”, escribió en su cuenta de Twitter.

"A la luz de eso y en consulta con el Comité de Ética de la Junta Directiva del FMI, he decidido apartarme temporalmente de mis responsabilidades como Directora Gerente del FMI durante el período de nominación", añadió.

Lagarde se aparta de su cargo dos años antes del final de su segundo mandato de cinco años al frente del FMI, lo que derivará en la búsqueda de un reemplazo.

Como reemplazante interino, la junta ejecutiva del FMI escogió como reemplazante interino de Lagarde al estadounidense David Lipton, vicedirector gerente de la entidad.

Más temprano los líderes de la Unión Europea acordaron proponer a Ursula von der Leyen como presidenta de la Comisión Europea y a Lagarde al frente del BCE. De este modo, dos de los organismos más importantes del club comunitario estarán liderados por primera vez en su historia por una mujer.

Ursula von der Leyen es una política conservadora y firme defensora del proyecto europeo. Ha sido la primera mujer ministra de Defensa en Alemania y forma parte desde hace tiempo de una organización suprapartidista que quiere una mayor integración de la Unión Europea, con la meta de llegar a un federalismo europeo.

Christine Lagarde, ministra de Finanzas con Nicolás Sarkozy en pleno estallido de la crisis económica de 2008, sucederá en el cargo a Mario Draghi.

Por su parte, Josep Borrell ha sido nominado para ocupar el puesto de alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores, mientras que el primer ministro belga, el liberal Charles Michel, ha sido elegido como sucesor de Donald Tusk en la presidencia del Consejo Europeo.

Elogios para Lagarde

La nominación ha generado elogios para Lagarde por su papel de líder de la institución tras la crisis financiera mundial.

"Ha sido una tremenda embajadora del fondo, una gran vendedora, una muy buena comunicadora", dijo Mark Sobel, un exfuncionario del Tesoro estadounidense y presidente del Foro de Instituciones Monetarias y Financieras Oficiales.

Sobel dijo a la AFP que Lagarde tiene experiencia en política monetaria incluso aunque nunca dirigió un banco central y, como el presidente de la Reserva Federal estadounidense, Jerome Powell, no es economista.

"Ella ha estado involucrada en todo el debate monetario", agregó.

Su segundo mandato en el cargo coincidió con el ascenso del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y una ola de confrontaciones entre las principales economías sobre el comercio, que la exministra de Finanzas francesa describió como la principal amenaza para la economía mundial.

Lagarde ha reconocido también las tensiones causadas por la globalización, que ha afectado a las industrias y ha marginado a algunos trabajadores.

(Con información de AFP y Expansión / España) 

(ACTUALIZACIÓN: 17:03)

erp