La economía mundial registrará un crecimiento de 4.9% en el 2022 que muestra un debilitamiento de la recuperación que se presentó este año ante la resistencia que ha mostrado la pandemia de Covid-19. Así lo explicó el Fondo Monetario Internacional (FMI) al reconocer preocupación por la situación mundial de salud, las disrupciones en las cadenas de suministro y las presiones que están presentándose en los precios mundiales.

La expectativa de crecimiento para 2022 se mantuvo sin cambio respecto del estimado en julio y es superior en medio punto porcentual al desempeño que previeron en abril. Para este año anticipan un avance de 5.9% que incorpora una moderación de 0.1 puntos desde el previsto en julio.

Al divulgar el Panorama Económico Mundial (WEO, por su sigla en inglés), los expertos del organismo proyectaron un crecimiento de 5.2% para Estados Unidos, una expectativa que también incorpora un ajuste desde el 4.9% proyectado por el mismo FMI en julio y que sigue superando al 3.5% que estimaron en abril.

Aun considerando que la recuperación económica de Estados Unidos es sólida y consistente, reconocieron que enfrenta el riesgo real de una inflación persistentemente alta que pueda detonar una reacción abrupta de la Reserva Federal (Fed).

Para China, la segunda economía del mundo, prevén un crecimiento de 5.6% que muestra también un ajuste sobre el estimado en julio, que estaba en 5.7 por ciento. Pese a la revisión, la expectativa es exactamente la misma que tenía el FMI para el gigante asiático en abril.

En el documento, presentado por la consejera económica del FMI, Gita Gopinath y la subdirectora de investigación económica, Petya Koeva Brooks en conferencia de prensa, proyectaron que el desempeño del PIB mexicano alcanzará un avance de 4%, que contrasta con el 4.2% previsto en julio y supera un punto porcentual la proyección que tenían en abril.

Para 2021, anticipan que China alcanzará un crecimiento de 8%, mientras ven a Estados Unidos con un crecimiento de 6 por ciento.

México y América Latina

Al hacer un acercamiento al desempeño esperado por el Fondo Monetario para los países de América Latina y el Caribe, se observa que esperan un avance de 3%, que contrasta con el 2.8% estimado por ellos mismos en julio y del 2.9 previsto en abril.

Según las previsiones, anticipan para Perú una tasa de crecimiento, de 4.6% en 2022, que modera el 10% del rebote observado por su PIB en 2021.

Colombia conseguirá un avance de 3.8% el año próximo, seguido por Chile, a quien proyectan una tasa de crecimiento de 2.5 por ciento.

En la cola del desempeño regional, se encontrarán dos países que aún registrarán contracciones. Venezuela, quien cursará su noveno año consecutivo en recesión económica, ahora pronosticada en -3 y Puerto Rico, con un registro de 0.3% también negativo.

En contraste, las economías más dinámicas de la región serán Guyana, con una expansión de 48.7% y Panamá, que logrará un avance de 12.9 por ciento. La fortaleza del PIB de Guyana resulta de haber encontrado yacimientos de petróleo y las altas expectativas para su producción y comercio.

Vacunación universal para acabar pandemia

La economista del FMI afirmó que si los efectos de la pandemia de Covid-19 se prolongan, podría producirse una reducción acumulada del PIB mundial de 5,300 millones de dólares en los próximos cinco años.

No se puede declarar terminada la pandemia en ninguna parte del mundo mientras no tengamos vacunada a toda la población mundial, aseguró apoyándose en el mismo reporte que evidencia que hay “una línea divisoria muy clara de vacunación” entre los países avanzados que sí han conseguido inmunizar a una gran parte de la población que les divide de los emergentes y en desarrollo donde hay países, sobre todo en África, que aún no han tenido acceso a las vacunas.