El Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estado Unidos (FOMC, por su sigla en inglés) dejó sin cambio la tasa entre 0 y 0.25% y redujo su pronóstico de crecimiento para la economía a 5.9 por ciento.

La nueva proyección para el PIB de Estados Unidos incorpora un fuerte ajuste desde el 7% estimado por ellos mismos en junio y es explicado por el aumento en los casos del Covid19 que dijeron “frenaron la recuperación”.

Reconocieron que “la inflación es elevada reflejando en gran medida factores transitorios” y en consecuencia elevaron su expectativa para dejarla en 4.2%, desde el 3.4% que esperaban en junio.

Por tratarse del sexto anuncio del año, incorporan los llamados dot plots, donde la mitad de los miembros del FOMC anticipan un aumento de tasas para fines del año 2022.

En el material de proyecciones económicas que acompaña al comunicado de septiembre, también elevaron su pronóstico sobre la tasa de desempleo a 4.8% desde el 4.5% que proyectaron en junio.

En la conferencia de prensa posterior al anuncio monetario, el presidente del Fed, Jerome Powell, precisó que no necesitan una evolución particularmente positiva del empleo para iniciar el retiro de estímulos. “Simplemente necesitamos un avance decente”.

Powell matizó en la conferencia posterior al anuncio que “los pronósticos recabados no son un objetivo ni una expectativa”.

Techo de endeudamiento, crucial

El banquero central de Estados Unidos respondió inquietudes sobre la discusión del techo de endeudamiento que se encuentra ahora mismo en el congreso.

“Es crucial elevar el techo de la deuda para que el país pueda seguir pagando sus facturas. Una moratoria es algo que simplemente no podemos contemplar. Causaría un severo daño a la economía”, afirmó.

Evergrande sin impacto en Estados Unidos

Powell respondió tajante que la situación financiera por la que transita la constructora china Evergrande no tendrá un impacto en Estados Unidos.

No hay una relación importante entre los activos de la empresa con la tenencia de activos por parte de la institución financiera de Estados Unidos, de manera que no vemos un riesgo para el sistema bancario estadounidense.

Sin prisa por el Dólar digital

Powell informó también que en breve publicarán un análisis sobre los costos y beneficios de una moneda digital emitida por ellos.

“Emitimos la principal moneda de reserva del mundo y estamos en un buen momento para hacer el análisis y tomar la decisión”, afirmó.

Están tratando de identificar si los beneficios son tan claros y tangibles que superen cualquier costo y riesgo y explicó que están trabajando para presentar el documento de investigación incluso a los legisladores.

ymorales@eleconomista.com.mx