Japón está considerando inyectar un nuevo paquete de estímulos por casi 929,000 millones de dólares, que consistirá en buena parte de ayuda financiera para empresas golpeadas por la crisis del coronavirus, reportó el diario Nikkei.

El plan, que será financiado con un presupuesto adicional al del actual año fiscal que comenzó en abril, seguiría a un programa inicial de 1.1 billones de dólares desplegado en abril para mitigar el impacto económico de la pandemia.

El segundo paquete de estímulos, valorizado en 100 billones de yenes (unos 929,000 millones de dólares), incluirá 60 billones de yenes para expandir líneas de crédito a instituciones financieras privadas y afiliadas al Estado que están sufriendo los peores efectos de la paralización inducida por el Covid-19, dijo el diario.

Otros 27 billones de yenes serán destinados para otros programas financieros, incluyendo 15 billones de yenes asignados para una iniciativa que capitalizará a empresas en problemas, agregó el artículo.

Se espera que el gobierno nipón apruebe el presupuesto adicional el miércoles 27 de mayo en una reunión de gabinete. El plan también contemplará subsidios para ayudar a empresas a pagar alquileres y salarios de sus empleados mientras se mantengan cerradas.

kg