Este jueves en el marco de su visita a Estados Unidos, el presidente de Colombia, Iván Duque, se reunió con las firmas calificadoras para entregarles un balance de la gestión que ha venido adelantando el Gobierno en materia económica, pero además para hacerles un llamado de mejor objetividad y criterio a la hora de ajustar las calificaciones en medio de la pandemia.

De acuerdo con lo expuesto por el presidente de la República, “en el encuentro con representantes de calificadoras e inversionistas reiteramos nuestro llamado para que no se evalúe a los países con criterio prepandémico, ya que esta crisis aún no termina y las demandas de recursos son altas para atender, sobre todo, a los más vulnerables”.

El pedido del primer mandatario se da luego de que Fitch Ratings y Standard & Poor's le quitaran el grado de inversión a Colombia recientemente. Cuando Fitch bajó la calificación crediticia del país fue por el deterioro de las finanzas públicas con grandes déficits fiscales entre 2020 y 2022 hasta 6.9%; un nivel de endeudamiento público en aumento superior a 60% del PIB y una menor confianza en la capacidad del Gobierno para colocar deuda de manera creíble en una trayectoria descendente en los próximos años.

Standard & Poor's dijo que “el ajuste fiscal de Colombia resultó más prolongado y gradual de lo que se esperaba anteriormente, disminuyendo la probabilidad de revertir el reciente deterioro de las finanzas públicas. Por lo tanto, bajamos nuestra calificación en moneda extranjera a largo plazo de Colombia a 'BB +' de 'BBB-”. Moody's, por su parte, sí le mantiene el grado de inversión en Colombia.