El Gobierno italiano está listo para aprobar el 22 de diciembre un paquete de medidas por un valor de 95,000 millones de euros para apoyar al debilitado sector bancario del país, incluido el Monte dei Paschi di Siena, informó a finales de la semana pasada, el diario La Repubblica.

El Ejecutivo pretende destinar 15,000 millones de euros para apoyar la ampliación de capital de Monte dei Paschi y otras entidades crediticias, como Popolare di Vicenza, Veneto Banca, y Banca Carige. El decreto no mencionará a ningún banco de manera específica.

Sin embargo, no fue posible contactar de manera inmediata con el Tesoro para obtener declaraciones al respecto.

En dicho decreto, a Italia le gustaría incluir medidas para amortiguar las pérdidas de los inversionistas, cuyos bonos se convertirán en acciones si el Estado interviene para sostener a los bancos.

Por su parte, el Tesoro negocia aún con la Unión Europea la posibilidad de evitar cualquier pérdida a los inversionistas minoristas. Una fuente del Tesoro fue citada diciendo que el camino es estrecho y cuesta arriba .

El decreto también incluirá 80,000 millones de euros en avales que el Estado podría proporcionar para apoyar la liquidez de los bancos. Serviría para garantizar bonos que los bancos podrían utilizar como garantías para obtener préstamos del Banco Central Europeo (BCE) o como activos que podrían ser vendidos.