Los niveles de deuda de Irlanda son sostenibles y el país no está en la misma posición que Grecia, dijo al Parlamento el ministro de Finanzas irlandés, Michael Noonan.

"Creo que nuestra posición ahora es sostenible. Algunas personas hacen comparaciones falsas con Grecia. No estamos en la misma categoría que Grecia, no estamos en la misma categoría que Portugal", señaló Noonan.

Y agregó: "La gente que habla sobre sostenibilidad siempre debiera recordar que vamos a tener un superávit en la balanza de pagos y que cualquier país que tiene un superávit en su balanza de pagos no es insolvente".

El debate sobre una reestructuración de la deuda soberana griega ha avivado los cuestionamientos sobre la capacidad de Irlanda de servir su deuda, empujando sus rendimientos de bonos a máximos en la historia del euro.

Noonan dijo que los datos del erario público de abril, previstos para el miércoles, mostrarían que los ingresos tributarios estuvieron por encima de las estimaciones y el gasto fue menor al previsto.

"Las cifras fiscales (...) de abril mostrarán que el perfil tributario está más allá de su estimación presupuestaria para diciembre y el gasto está por debajo de la estimación presupuestaria para el gasto", estimó.

El gobierno irlandés tuvo una recaudación tributaria de 1,861 millones de euros en abril.

Con la demanda del consumidor de capa caída ante las medidas de austeridad y los altos niveles de deuda personal, Irlanda está dependiendo del crecimiento liderado por las exportaciones para reducir su carga de deuda que, según estimaciones del gobierno, llegará al 118% del PIB en el 2013.

En contraste, el Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la deuda griega llegará al 158% del PIB en el mismo año.

El gobierno irlandés recortó drásticamente su pronóstico de crecimiento para el 2011 a 0.8% el viernes y elevó su previsión de déficit fiscal para cada uno de los siguientes cuatro años.

Aún así, las estimaciones de crecimiento son todavía más optimistas que las del FMI, que prevé una expansión de 0.5% en el 2011 y una deuda que toque 125% del PIB en el 2013.

apr