El viernes, el precio del barril de referencia Brent subió 0.60% a 111.46 dólares ante la expectativa de que el Parlamento iraní vote en favor de frenar las exportaciones a la Unión Europea esta semana, en represaliaa por la decisión europea de dejar de importar el crudo del país árabe a partir de julio.

El incremento de la tensión entre Irán y los aliados occidentales contra el programa nuclear de Irán, con amenzas por parte de Teherán de cerrar el estrecho de Ormuz, ha impulsado los precios del energético unos ocho dólares desde mediados de diciembre.

Ayer, Irán contestó con serías advertencias la decisión europea de embargar la importación de su petróleo por su programa nuclear.

El ministro del petróleo iraní, Rostam Qasemi, advirtió a la agencia estatal de noticias IRNA, pronto vamos a cortar la exportación de petróleo a algunos países .

De acuerdo con Mohamad Karim Abedi, miembro del parlamento iraní, se está estudiando prohibir todas las exportaciones de petróleo a la Unión Europea por entre cinco y 15 años como represalia por el embargo petrolero.

No dejaremos sin respuesta las acciones de los enemigos e impondremos sanciones sobre ellos, además de cerrar el suministro de petróleo iraní a Europa , aseguró.

Irán tiene previsto votar en favor de frenar las exportaciones a la Unión Europea, con el objetivo de golpear a las economías occidentales más débiles, entre las que pueden estar España, Italia o Grecia.

De acuerdo con Barclays, los acontecimientos en Irán situarán el precio de barril de crudo WTI en 125 dólares y el de Brent en 130 dólares, lo que supone incrementos de 27 y 20%, respectivamente, con respecto a los niveles actuales.

No obstante, analistas dicen que habría más petróleo este verano gracias a la producción adicional de Arabia Saudita, el mayor productor de petróleo en el mundo, Irak. A lo que se le suma la recuperación en la producción de crudo de Libia. Lo anterior compensaría con creces cualquier pérdida por la prohibición iraní, y esto se reflejaría probablemente en los precios del petróleo.

LAS EMPRESAS EUROPEAS, LAS PERJUDICADAS

El viceministro del petróleo de Irán, Ahmad Qalebani, dijo que las petroleras europeas a las que Irán les debe entregas de petróleo ya comprado podrían salir perdiendo si el país impone una prohibición sobre las exportaciones de crudo a la Unión Europea esta semana.

Las compañías europeas tendrán que cumplir con las provisiones de los contratos de recompra , sostuvo. Si actúan de otro modo, ellos serán los que sufran las pérdidas relevantes y someterán a problemas a la repatriación de su capital , declaró.

Al volver las sanciones en contra de la Unión Europea, los diputados iraníes esperan anular el periodo de seis meses de adaptación para los países europeos que más dependen del petróleo iraní, incluyendo algunos de los más frágiles económicamente.

Según los contratos de recompra, una figura común en la industria petrolera iraní, las inversiones en los proyectos de yacimientos petroleros, son pagados en crudo, generalmente en un período de muchos años.

La petrolera italiana Eni dijo que se le deben entre 1,400 millones y 1,500 millones de dólares en petróleo por contratos en Irán del 2000 y 2001 y la Unión Europea le aseguró que sus contratos de recompra no serán parte de un embargo europeo, pero la posibilidad de que Irán actúe primero lo pondría en duda.

La Unión Europea representa 25% de las ventas del crudo iraní comercializado en el tercer trimestre del 2011.

El lunes pasado, la Unión Europea prohibió las importaciones de petróleo desde Irán a partir de julio, e impuso otras sanciones económicas, siguiendo a Estados Unidos en una nueva ronda de medidas que apuntan a desbaratar el programa nuclear de Teherán.