De acuerdo con el Sistema de Indicadores Cíclicos, divulgados este martes por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la economía mexicana mantuvo el débil desempeño de los meses pasados.

“Los indicadores cíclicos registraron comportamientos diferenciados: el coincidente disminuyó en septiembre y el adelantado aumentó en octubre”, destacó Julio Santaella, presidente del Inegi, en Twitter.

En septiembre el Indicador Coincidente hiló 16 meses de retrocesos al posicionarse, nuevamente, por debajo de su tendencia a largo plazo con 99.2 puntos, 0.05 puntos menos respecto al mes anterior.

Este indicador, el cual refleja el estado general de la economía, registró caídas en tres de sus seis componentes, lo cual explica la disminución que presentó en el mes.

El componente con una mayor caída fue el que se refiere a los asegurados trabajadores permanentes en el IMSS, con 0.10 puntos. Este componente ha registrado caídas desde mayo del año pasado.

Le siguió el componente de las importaciones totales, las cuales retrocedieron 0.09 puntos, con lo que hilaron 13 meses de bajas.

En el caso del Indicador Global de la Actividad Económica, hubo una disminución de 0.06 puntos, el cual lleva registrando datos negativos desde mayo del 2018.

En el otro extremo, la tasa de desocupación urbana fue el componente con mejor desempeño al presentar un avance mensual de 0.10 puntos, seguido del indicador de la actividad industrial con un aumento de 0.5 puntos y el índice de ingresos por suministros de bienes y servicios al por menor, con un incremento de 0.3 puntos.

Adelantado, con ligero avance

A diferencia del Coincidente, el Indicador Adelantado mostró un ligero aumento en octubre de este año.

De acuerdo con los datos del Inegi, este indicador se ubicó en su tendencia de largo plazo, con 100.1 puntos, apenas 0.01 puntos mayor que el mes previo, esto luego de dos meses consecutivos sin variación.

Dentro de este indicador, dos de sus cuatro componentes presentaron aumentos: el Índice Standard & Poor's 500, con un incremento de 0.08 puntos, y el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores, con un avance de 0.05 puntos.

Sin embargo, sus cuatro componentes restantes siguieron presentando retrocesos.

La tasa de interés interbancaria fue el componente con una mayor caída, de 0.19 puntos en octubre. Cabe destacar que este indicador lleva cayendo desde agosto del 2017.

La tendencia del empleo en las manufacturas retrocedió 0.17 puntos, con lo que registró 12 meses a la baja.

En el caso del indicador de confianza empresarial —específicamente el concepto que se refiere al momento adecuado para invertir— registró su octavo mes de retroceso, con 0.13 puntos, mientras que el tipo de cambio entre México y Estados Unidos retrocedió 0.03 puntos.

[email protected]