A pesar de que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) prevé que la economía mexicana tenga un crecimiento de 2% en el tercer trimestre del año, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) indicó que el bajo crecimiento del sector industrial y la moderación del mercado interno harán que el país se mantenga en un crecimiento mediocre.

Joaquín Gándara, presidente nacional del IMEF, explicó que en la parte interna del país los ajustes en las finanzas públicas, el impacto en la inversión pública, los bajos niveles de confianza de los empresarios y consumidores así como un elevado déficit de la cuenta corriente generan que el país no pueda avanzar más de 2 por ciento.

Comentó que el bajo crecimiento que estima el Inegi para el tercer trimestre confirma la desaceleración que está teniendo el país en diferentes sectores, por lo que mantienen su expectativa de crecimiento de 2% para el cierre del año. A principios del 2016, su expectativa del Producto Interno Bruto (PIB) se ubicaba en 2.7 por ciento.

El indicador del IMEF que busca medir el clima empresarial en torno al ambiente económico muestra ligeras bajas en el sector manufacturero, pero confirma la debilidad de la economía y la desaceleración que hemos señalado , dijo en entrevista.

Detalló que lo anterior se debe principalmente a que ven riesgos en la economía de Estados Unidos (EU) respecto de las exportaciones. Si bien el último dato salió con fuerza, esto se debió a un crecimiento en la exportación de soya por una sequía que hubo en Sudamérica, pero no por la parte manufacturera, que es donde está vinculada con la economía mexicana , detalló.

Con respecto al comercio, expuso que si bien el año pasado el consumo tuvo buenas cifras y venía acelerándose, para el cierre de este año continuará desacelerándose.

Coincidimos con Hacienda en que el consumo interno es el que ha impulsado la economía, pero la realidad es que el consumo está viviendo un proceso de desaceleración. Si bien son cifras positivas, la tendencia es a la baja, y esto va a ir pegando en el crecimiento hacia a delante .

Seguirá la volatilidad

En cuanto a la parte externa, indicó que el proceso electoral en Estados Unidos y la proximidad de la revisión de la política monetaria de la Reserva Federal generan que permanezca la incertidumbre en el tipo de cambio.

Para el cierre del año el tipo de cambio estará cercano a los 19 pesos por dólar, aún falta ver qué pasa con el proceso electoral en EU que se llevará a cabo el próximo martes. En las últimas semanas vimos que Hillary Clinton se separaba de las encuestas en relación con Trump y el peso fue ganando terreno, pero después se vio una ligera recuperación de Trump y se empezaron a ver de nuevo las presiones sobre el tipo de cambio .

Con respecto al presupuesto, dijo que va en la dirección correcta en el sentido de que se quiera buscar un superávit primario, nos hubiera gustado ver un recorte más profundo en gasto corriente y no tanto en la inversión. Hemos señalado que retirar recursos de la economía va a tener un impacto en el crecimiento económico, lo que debe buscar México es un mayor flujo de inversión tanto nacional como extranjera para que sea esto el motor de la economía .

Concluyó que el gran reto en el manejo de las finanzas públicas es que se atienda los requerimientos que han pedido las calificadoras para mantener el grado de inversión en la nota crediticia.

Indicador IMEF

Moderado dinamismo de la economía

La actividad económica de México muestra un crecimiento mediocre , calificó el IMEF al interpretar sus mediciones anticipadas de octubre del 2016 de indicadores clave de la producción de manufacturas, consumo y los servicios.

El Indicador IMEF Manufacturero retrocedió 0.5 puntos respecto del mes anterior, para ubicarse en 50.7 unidades, acumulando dos meses seguidos con un nivel por arriba de los 50 puntos.

Durante octubre el Indicador IMEF No Manufacturero tuvo una disminución de 0.3 puntos para llegar a 51.4 puntos.

El retroceso del Indicador IMEF Manufacturero y la estabilidad que presenta el No Manufacturero, ubicados ambos en niveles relativamente próximos al umbral de las 50 unidades, distan de anticipar un fortalecimiento en el ritmo de expansión de la actividad económica , refirió el IMEF en su reporte mensual.

En la evaluación sobre la coyuntura, el Comité Técnico del IMEF destacó la debilidad de la actividad económica, en especial del sector industrial, y la moderación del dinamismo del mercado interno.

También se hizo referencia a la afectación resultante de la debilidad del entorno externo, en particular, el estancamiento del sector manufacturero de Estados Unidos y el desfavorable desempeño de las exportaciones de ese país, a consecuencia de una demanda mundial contraída y la fortaleza del dólar. ?(Roberto Morales)