El gremio de contadores públicos reconoció que los diputados federales aceptaran la reserva al artículo 27 del Código Fiscal de la Federación (CFF) en cuanto a que los jóvenes mayores de edad estarán obligados a darse de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC), pero no serán sancionados, ni deberán presentar declaraciones anuales, en tanto no generen ingresos.

Ante ello, Diamantina Perales, presidenta del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP), explicó que esa reserva presentada es importante ya que si un adolescente no tributa porque no realiza alguna actividad económica, no puede existir una sanción.

Perales, también recordó que esta nueva norma no tiene como principal objetivo sancionar, sino evitar la evasión fiscal ya que empresas factureras usan los nombres de los jóvenes para cometer actos de defraudación.

De igual forma, a una pregunta realizada sobre si los depósitos de los padres de familia hacia sus hijos será motivo para darse de alta ante la autoridad fiscal, David Nieto, presidente de la comisión representativa del IMCP ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), respondió lo siguiente:

“La obligatoriedad es porque cumplen los 18 años. Lo que se maneja como los depósitos familiares que se les pueden dar a los jóvenes, en la propia ley lo prevé, es un ingresos que está exento del pago de ISR (...) Ahora si este joven empieza a trabajar y a obtener otro tipo de ingresos tendrá que pagar el impuesto correspondiente”.

En donativos pagan “justos por pecadores”

El IMCP también se posicionó en el tema de incluir en el Límite de Global para Deducciones personales (que es de 15%) a las donaciones que se realicen a una donataria autorizada. Antes de esta propuesta una personas podía deducir por separado hasta 7 por ciento.

“Ha sido reiterativo el pegarle a las donatarias porque se abusó de este esquema para temas de estrategias fiscales y, como se dice por ahí, pagan justos por pecadores, y ante tal abuso que se ha presentado, la autoridad lo que hace es ponerle mayores requisitos o limitar el monto de las deducciones para las donatarias”, dijo David Nieto.

Gran avance

Asimismo, el IMCP reconoció como un gran avance lo modificado en cuanto al tema de los contadores públicos inscritos que no son expertos en la materia arancelaria, y por lo tanto es competencia de los agentes o peritos aduanales.

El miércoles la Cámara Baja incluyó una modificación a los artículos 91A y 96 del CFF para precisar que los contadores públicos inscritos no tendrán la obligación de investigar conductas delictivas de sus clientes, pues esa tarea corresponde al Ministerio Público.

“Es un gran avance no estar obligados a identificar la comisión de un delito fiscal, los tipos de delitos fiscales que eso compete al MP, a los abogados, eso para nosotros es un gran avance. En la redacción (del dictamen) creo que sí se pueden cambiar algunos puntos y comas; sin embargo, lo vemos con buenos ojos porque no es competencia nuestra”, dijo Diamantina Perales.

“(La reserva) Deja una redacción más clara de cómo sancionar aquellos contadores públicos que omitan el hecho de un posible delito fiscal y eso de alguna manera cumple con la independencia de los contadores públicos inscritos”, reconoció David Nieto.

santiago.renteria@eleconomista.mx