México es uno de los países que registra una menor participación de las mujeres en las juntas directivas de las empresas enlistadas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), incluso está por debajo de la media de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), expuso Gabriela Ramos, directora y Sherpa del organismo ante el G20.

Las mujeres mexicanas ocupan menos de 5% de los lugares en las juntas directivas de las empresas de la BMV. Esto nos pone muy por debajo del promedio de la OCDE (alrededor de 20%) y de países como Colombia y Brasil, donde las mujeres ocupan cerca de 11 y 6%, respectivamente .

Al participar en el coloquio La inclusión de las mujeres en espacios de dirección empresarial: perspectivas global y latinoamericana, indicó que en México se acaba de firmar una Circular Única de Emisoras en la que se exige a las empresas que cotizan en la Bolsa publicar un reporte sobre la participación de las mujeres en sus Consejos de Administración y si tienen políticas de igualdad de género.

No es una cuestión moral ni de justicia, sino de resultados para las empresas. Esto se percibe también en el sector público y la Circular que se firmó (miércoles) tiene que ver con la transparencia sobre por qué no hay más mujeres en las empresas (...) es una cuestión de igualdad y rendición de cuentas .

Recordó que en el Reino Unido se estableció en las empresas una meta de balance de género, para que exista 25% de la participación de mujeres dentro de su directorio.

Hay 17 países de la OCDE en donde se requiere por ley o regulación, la divulgación del balance de género de sus juntas directivas (...) otros países como Costa Rica, Letonia o Islandia entregan certificados que reconocen a las compañías con mejores prácticas en materia de equidad de género .

Mencionó que las autoempleadas en México ganan 47% menos que los autoempleados, una diferencia mucho mayor a lo que se percibe en el promedio de países de la OCDE, que es de 33 por ciento.

Refirió que, de acuerdo con un estudio de Harvard, se analizaron empresas que cotizan en Bolsa y se encontró que el precio de las acciones de aquellas que tienen mayor equidad de género es mucho mayor.

No tiene que ver con el hecho de que haya o no mujeres, sino que las empresas se preocupen en términos de la comprensión de los negocios, en donde si hay equidad de género obtienen mejores resultados en sus estados financieros .

Mujeres estudian más...

Verónica Zavala, representante del Banco Interamericano de Desarrollo en México dijo que, a pesar de que las mujeres tienen mayores estudios a nivel superior y en maestrías, tienen menores oportunidades de trabajo que los hombres.

De las personas con estudios universitarios o maestrías, 53% son mujeres, pero se encuentran con topes, sólo 13% de las mujeres ocupan posiciones de alta dirección en empresas frente a 87% de hombres .

Esta brecha se prologa conforme se escala en los niveles organizacionales de las empresas en México, ya que en los niveles de presidencia existe sólo 8% de mujeres, frente a 92% de hombres; en los Consejos de Administración, 5% son mujeres y 95% hombres.

Explicó que invertir en igualdad de género y diversidad en las direcciones del sector privado no sólo resulta justo, sino que es rentable.

Un estudio de Leeds University School demostró que contar con al menos una mujer en direcciones disminuye en 20% el riesgo de la bancarrota de una empresa .

Refirió que en la crisis financiera de 2008-2009, estudios demostraron que las empresas en Estados Unidos y Europa con más mujeres en roles de sénior o que tenían más de tres mujeres en direcciones, tenían un mejor desempeño en la rentabilidad de capital propio, retorno de capital total, rendimiento en ventas y apreciación del precio de las acciones.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx