El gobierno griego adoptó el lunes su reforma de las jubilaciones, uno de los ejes de su plan de austeridad, que prevé fuertes recortes en las pensiones y un aumento de la edad efectiva jubilatoria a 65 años, indicó el ministro de protección social Andreas Loverdos.

"El plan fue adoptado", dijo el ministro, tras una reunión de gabinete del gobierno encabezado por el primer ministro Giorgos Papandreou.

El parlamento griego había dado su luz verde el jueves pasado al conjunto del plan de ajuste decidido por el gobierno socialista a cambio de la ayuda financiera de la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar la quiebra del país.

RDS