El jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo, reconoció que hoy en México hay incertidumbre y que hasta el momento hay un nulo crecimiento económico. Sin embargo, destacó que, en medio de la encrucijada mundial, la fotografía del país es muy positiva.

En conferencia de prensa en el marco de la Reunión de los Consejeros Consultivos 2019 de Nacional Financiera (Nafin), el funcionario explicó que México tiene estabilidad macroeconómica, además de una situación política estable.

Respecto a los hechos de violencia suscitados en días pasados, primero en Culiacán y luego el ataque a integrantes de la familia LeBarón, en el norte del país a inicios de semana, señaló que éstos son tristes, pero que no deben magnificarse, además de que se trabaja en una estrategia en materia de seguridad.

“Estos eventos por supuesto que impactan mucho emocionalmente y también en el espíritu de inversión. Claro que afectan; sin embargo, nuestra obligación es ubicarlos donde deben estar, no magnificarlos en el buen sentido de la palabra”, dijo.

De hecho, comentó que en la víspera se reunió, entre otros personajes, con funcionarios de la Embajada de Estados Unidos, y que no se tocó el tema de la inseguridad, además de que tampoco se han hecho anuncios de cancelación de inversiones por este tema.

“Hasta ayer (miércoles), la gente que he recibido, tanto inversionistas como fondos, no lo ven como una cosa generalizada, sino un caso triste; lo mismo que Culiacán pero no lo ven como una problemática tan seria (...) Estamos tratando de separar lo que es la seguridad y la violencia de la inversión. La relación con Estados Unidos y Canadá es tan fuerte que uno o dos casos no pueden empañarla”, enfatizó.

No obstante, reconoció que, “con más paz y seguridad, estaríamos creciendo a tasa del doble o triple. Eso no lo podemos negar”.

El jefe de la Oficina de la Presidencia hizo énfasis en que debe aprovecharse la estabilidad macro y política de México, para atraer mayor inversión al país, pero reconoció que para ello, el gobierno debe generar más confianza y certidumbre.

“Nos sentimos muy optimistas, hay dudas de forma, no de fondo. Hay bastante entusiasmo dentro de la incertidumbre”, expresó.

Nulo crecimiento este año

Romo reconoció el nulo crecimiento de la economía este año, pero aclaró que se están sentando las bases para una mayor en los siguientes años, y de hecho estimó que en el 2020 sí se crecerá, y hacia el cierre del sexenio podría lograrse 4 por ciento.

“El consenso de los economistas es que vamos a crecer 1.6 por ciento. Todos los días cambian estos consensos. Yo diría que vamos a crecer mucho mejor (en el 2020) que este año, y a sentar las bases para un mayor (crecimiento) en el 2021 y el 2022. La tarea del gobierno es sembrar más confianza y certidumbre para sacar más lo positivo que lo negativo. Estamos haciendo lo necesario para sentar estas bases y poder crecer a 4% al final del sexenio”, mencionó.

Romo recordó que desde el inicio de esta administración, se avanza contra la corrupción y el gasto irresponsable de los últimos sexenios.

En cuanto al Plan Nacional de Infraestructura para el sexenio, reveló que el martes se presentarán los primeros avances.