El expresidente del gobierno español, Felipe González, manifestó que si bien Europa cometió errores en el tratamiento de la crisis económica, España tiene sus propias culpas y está pagando 10 años de errores de una política económica basada en una inmensa burbuja inmobiliaria.

Al participar en la reunión del Círculo de Montevideo organizada por la Fundación Slim, consideró que Europa se encuentra en una encrucijada porque está entre avanzar hacia la federalización de la unión económica, fiscal y monetaria, desbaratar el camino andado o arrastrarse por el fango sin tomar decisiones.

El escenario número uno es avanzar decididamente en una política económica y fiscal, deshacer parte del camino andado o el escenario número tres, que es en el que estamos: arrastrarse por el fango sin tomar decisiones .

En ese contexto, criticó al actual gobierno español, encabezado por Mariano Rajoy, al expresar: Son 10 años de errores acumulados, de desequilibrios en balanza de pagos, balanzas comerciales y de pérdida de competitividad .

Por lo anterior, estimó que si el país ibérico ya hubiera actuado, se tendría un avance de 20% de lo que necesita para salir de la crisis, manifestó el expresidente del gobierno español.

Además, acusó que hay una responsabilidad compartida entre países como Francia y Alemania debido a una política monetaria que permitió créditos por debajo de la inflación.

Mientras que, en el caso de España, anotó que ya son ocho meses del actual gobierno en los cuales no se ha presentado una sola medida que estimule la demanda, el crecimiento o la inversión; por tanto, España tiene que comprender que, si hace lo que tiene que hacer y lo hace bien, resolverá parte del problema, pero el resto depende de que la política europea cambie.

De ahí que manifestara su desacuerdo con las declaraciones de Rajoy, que dijo que ese país no tiene libertad para elegir ya que eso significaría, matizó Felipe González, que los ciudadanos hicieron un ejercicio democrático inútil al votar por él.

lflores@eleconomista.com.mx