El alcance del colapso en la actividad económica de este año variará de un país a otro dependiendo del momento y la rigurosidad de los bloqueos y otras medidas impuestas para evitar la rápida propagación del Covid-19, advirtieron analistas de la calificadora Moody's.

De acuerdo con ellos, la eficiencia de las políticas de estímulo depende de la cantidad, el tipo de soporte y la adopción oportuna de medidas de liquidez desplegadas para tratar de amortiguar el impacto del cierre de las actividades económicas para limitar la propagación del Covid-19.

En un análisis, sobre el “Panorama Económico del G-20”, anticiparon que México registrará una de las dos caídas más pronunciadas entre los emergentes, de 7%, sólo rebasada por la de Argentina, estimada en 8 por ciento. La previsión para México es similar a la que tenían los analistas de la agencia en abril pasado.

Según sus estimaciones, el año entrante el PIB mexicano registrará una recuperación de 2.2%, una tasa positiva en la que coincidirá el avance de Rusia, y que les ubica con el repunte menos dinámico esperado para los países del G-20.

Estos pronósticos tienen un alto riesgo a la baja, dirigido por la posibilidad de nuevos brotes de coronavirus. En este punto destacan los casos de México y Brasil, que enfatizan “no están probando lo suficiente y pueden tener que luchar contra una crisis de salud pública que será perjudicial y podría interrumpir de nuevo la actividad del consumidor”.

Desplome de avanzadas y emergentes

Los analistas de Moody's proyectan que la actividad económica del G-20 se contraerá 4.6% en este año. Esta previsión supone también una caída más profunda de la estimada en abril, en 4 por ciento.

Será guiada por el desplome de 6.4% que registrarán las economías avanzadas del grupo, es decir, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, la Unión Europea y Japón.

Para estas economías también prevé caídas históricas. Las que registrarán los mayores hundimientos son Reino Unido y Francia, ambas con caídas del PIB de 10.1 por ciento.

Para ellas, los economistas de Moody's anticipan tasas de recuperación de 7.1 y 7.75%, respectivamente para el PIB del 2021.

El desplome anticipado para el producto de Italia será de 9.7% para este año y un avance de 5.8% el próximo; la eurozona, cuyo producto se hundirá 8.5%; Canadá con una caída de 7% y Estados Unidos, quien registrará un desplome de 5.7% este año.

Los analistas de Moody's prevén que los países emergentes registrarán una caída de 1.6% este año y anticipan que China será la única economía del grupo que presente un crecimiento, que estiman en 1% para dar paso a una expansión de 7.1% en el 2021.

Según los analistas, “la preocupación persistente sobre la salud continuará durante algún tiempo sopesando la demanda de servicios que requieren un alto grado de contacto”.

Cuando reabran las economías, Moody's considera que es poco probable que muchas empresas y hogares recuperen las pérdidas de ingresos que sufrieron durante los cierres.

[email protected]