Liubliana.- Eslovenia, miembro de la zona euro desde 2007, estará obligado a endeudarse y rever su presupuesto para poder participar en el plan de ayuda a Grecia de 110.000 millones de euros de la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), anunció el ministro de Finanzas.

" Eslovenia encontrará los recursos necesarios (para el plan de salvataje a Grecia) emitiendo bonos del tesoro o a través de un préstamo en los mercados internacionales para poder luego prestar ese dinero a Grecia", declaró Franc Krizanic, ministro de Finanzas esloveno el martes por la noche.

Este pequeño país de 2 millones de habitantes debe contribuir en el plan de salvataje con unos 384 millones de euros, de los cuales 144 millones este año.

El ministro agregó que Liubliana aplicaría una tasa de interés superior de 1% a la fijaron la UE y el FMI para el plan de ayuda a Atenas.

Kirzanic dijo además que el gobierno esloveno deberá revisar su presupuesto y presentar un proyecto de ley especial al Parlamento para que le autorice a participar en este plan de rescate.

Los 15 socios de Atenas dentro del Eurogrupo aceptaron contribuir con 80.000 millones de euros en el plan de salvataje, de un total de 110.000 millones de euros, escalonados en tres años. Los 30.000 millones restantes los aportaría el FMI.

En contrapartida, Grecia debe implementar un draconiano plan de austeridad. Las medidas, de un rigor inédito, prevén en particular la supresión de los aguinaldos de los funcionarios públicos y de todos los jubilados, compensada con primas para los ingresos más bajos.

apr