París, Fr. Las empresas vinculadas con la demanda doméstica y el gasto de los hogares en países del sur de Europa tendrán dificultades este año, de acuerdo con la aseguradora de ventas a crédito Coface.

Las causas son los bajos niveles de empleo y una deuda pública y corporativa alta que aún se registra en naciones como España, Italia y Portugal. Pero el conflicto para las corporaciones de esos sectores en dichos países se acentúa si se toma en cuenta su acceso al crédito, según Julien Marcilly, líder de Riesgo País de la firma francesa.

Cuando comparamos los datos entre uno y otro país (de Europa), las tasas de interés promedio sobre los préstamos bancarios son mucho más altas en España, Italia y Portugal , por lo que es más caro obtener un crédito en dichas naciones, acotó el titular de Riesgo País de Coface en conversación con El Economista.

El costo del financiamiento y la contracción del mercado doméstico (gasto y demanda privada) van de la mano de indicadores como el desempleo, la deuda pública y la estimación del Producto Interno Bruto (PIB), que son similares para los tres países.

Así, el pronóstico del crecimiento del PIB para España y Portugal en el 2014 es de 0.5% y para Italia de 0.4%, de acuerdo con el Manual de Riesgo País de Coface.

Para las tres naciones, estos pronósticos son más favorables que las estimaciones del 2013, pues la aseguradora prevé una salida de la recesión de la zona euro este año al esperar un crecimiento del PIB de 0.9% para la región, frente a la caída de 0.5% que habría tenido en el 2013. Incluso con datos más positivos en crecimiento, son muy bajos para estabilizar el desempleo y la deuda pública , precisó Marcilly.

Actualmente, las cifras de desempleo muestran que Portugal se ubica en 17%, España en 26% e Italia por encima de 12%, según Coface. No obstante, el especialista matizó que estas naciones ya presentan resultados favorables para las firmas dedicadas al sector exportador.

Sin embargo, las calificaciones de riesgo país en cuestión no tuvieron cambios en el Manual de Coface de este año.

ALEMANIA LIDERA

Este país sí ganó una perspectiva positiva en la calificación, que es de A2 . El crecimiento en Alemania está siendo más rápido; depende más ahora del gasto de los hogares que de las exportaciones , refirió el titular de Riesgo País de la aseguradora francesa. De modo que el pronóstico de incremento del PIB para este país en el 2014 es de 1.7%, desde 0.5% en el 2013.

manuel.lombera@eleconomista.mx