En noviembre, especialistas del sector privado recortaron, nuevamente, sus expectativas de crecimiento de México para el 2017, de 2.26 a 1.72%, evidencia la encuesta del Banco de México (Banxico).

Ésta es la proyección más baja de expansión que tienen los expertos desde diciembre del 2014 y recoge el mayor recorte al pronóstico de crecimiento en los mismos 23 meses.

La diferencia en los pronósticos del sector privado estuvo marcada por el triunfo en las urnas de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos y el impacto en la percepción sobre el clima de negocios para México.

Así lo recoge el hecho de que 79% de los 35 especialistas consultados consideró que empeorará el clima de negocios en los próximos seis meses contra 3% que confía en una mejora.

En la encuesta recabada a fines de noviembre, no hay un solo consultado que vea hoy como un buen momento para invertir. Lo que no sucedió ni siquiera en noviembre del 2009, 30 días después de la quiebra de Lehman Brothers y el inicio de la crisis financiera mundial.

En este apartado de la encuesta, sobre la percepción del entorno económico para hacer negocios, 65% de los analistas admitió que es un mal momento para invertir y el resto, 35%, dijo no estar seguro.

El presidente electo de Estados Unidos mantuvo en campaña un discurso constante para renegociar el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (NAFTA), donde participa México, y consideró la aplicación de un arancel de 35% a las exportaciones mexicanas, principalmente a las mercancías de aquellas empresas que salgan de territorio estadounidense para instalar su producción en México.

Para el año que corre, se ajustó ligeramente al alza la previsión promedio de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB), a 2.08 desde 2.07% estimado en la encuesta de octubre, la más baja al menos desde noviembre del 2015.

Ven IED desacelerando

De la mano del clima de negocios, los analistas prevén un menor flujo de Inversión Extranjera Directa (IED) hacia México para este y el próximo año.

Según los pronósticos recabados, para el cierre del 2016 la IED registrará un promedio de 26,515 millones de dólares; una previsión inferior a 27,119 millones de dólares previstos en la encuesta de octubre.

Para el 2017, estiman que habrá una desaceleración del flujo de capitales productivos, que consideran llegará a 25,547 millones de dólares. Una cifra que está 3,393 millones de dólares debajo del pronóstico de la encuesta previa.

Bart van Ark, economista en jefe de The Conference Board, una entidad privada de análisis económico, explicó recientemente que ningún país en el mundo sufre de mayor incertidumbre que México tras el triunfo de Trump. La incertidumbre no es el mejor contexto para las inversiones productivas.

Presiones en inflación, ?tasas y tipo de cambio

Para el 2017, la media de los analistas consultados ve una inflación rebasando ligeramente la meta permisible del Banco de México, que es de 3% con 1 punto porcentual arriba o debajo.

Es decir, estiman que cerrará en 4.1%; una previsión que está arriba del pronóstico de octubre, cuando la esperaban en 3.57 por ciento.

Sin embargo, estiman que la inflación subyacente moderará la tendencia al alza, para ubicarse en 3.77 por ciento. Ésta es la medición que capta el impacto de la depreciación del peso frente al dólar en el rubro de mercancías tal como lo ha explicado el Banco de México, pero también incorpora los precios no volátiles como alimentos procesados, bebidas y tabaco, y algunos servicios.

Para este año, prevén una variación promedio del índice nacional de precios al consumidor de 3.40 por ciento.

Acerca de las expectativas sobre el tipo de cambio para el cierre del 2016 lo esperan en 20.78 por unidad, y para el año entrante estiman cerrará en 20.89 pesos por dólar.

En la encuesta, se observa que el nivel de la tasa de fondeo la calculan sobre 5.60 por ciento. Es decir, anticipan en promedio un alza ligeramente superior al cuarto de punto para el 15 de diciembre, cuando se realice la reunión de la Junta Gobierno del Banxico.

Además, se aprecia que para el cuarto trimestre del 2016 y los dos primeros del 2017, la mayoría de los especialista consultados anticipa una tasa de fondeo por encima de la tasa objetivo vigente .

Así, prevén que al cierre del año entrante, la tasa cerrará en 6.38 puntos base.

[email protected]