Si la economía se mantiene en lento desempeño, con la inflación baja y el pass through bien anclado, el Banco de México no se sentirá necesariamente cómodo de seguir a la Fed en el alza de tasas, esto de acuerdo con Alberto Ramos, vicepresidente de Análisis Económico en Goldman Sachs para América Latina.

Tras la lectura de la minuta 40 de la Reunión Monetaria de la Junta de Gobierno de Banxico,el analistas espera un alza de 75 puntos base en las tasas de interés en México durante todo el 2016.

Esto significa que el objetivo de la tasa de interés interbancaria terminaría el año en 4 por ciento.

Enfatiza que esta previsión sólo se cumpliría si la inflación y el traspaso cambiario a la misma se mantienen anclados.

Desde su perspectiva, la Fed en cambio llevará la tendencia de las alzas en su tasa a un incremento gradual de 100 puntos base en todo este año. Es decir, unos 25 puntos de incremento por trimestre.

Se espera mejora ?en actividad económica

La mayoría de los miembros de la Junta de Gobierno atisba que las condiciones de holgura en la economía y en el mercado laboral parecerían estar disminuyendo gradualmente .

No obstante, descartaron que exista el riesgo de que la actividad económica muestre un súbito dinamismo mayor al anticipado.

Existe el riesgo de que la actividad económica muestre un dinamismo mayor al anticipado, si bien se descarta que este riesgo se manifieste súbitamente , matizaron.

Según lo recogido en la minuta 40, correspondiente a la última reunión monetaria del año, esta disminución de la holgura no es suficiente para anticipar durante los próximos semestres presiones generalizadas sobre los precios provenientes de la demanda agregada.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, ha explicado que cuando observan holgura significa que la economía sigue creciendo debajo de su potencial, porque no todos los factores de producción están funcionando en toda su capacidad.

Analistas de Goldman Sachs y Base Casa de Bolsa destacaron este análisis de la Junta de Gobierno como un reconocimiento de que hay una mejora en el balance de riesgos para el crecimiento .

Inflación y pass through

Esta menor holgura ha conducido a que en la mayoría de los países emergentes se presente una demanda interna débil e inflaciones bajas, precisaron en la minuta.

Este fenómeno de menor demanda interna y menor presión inflacionaria no operó en países como Brasil, Colombia, Perú, Indonesia, Rusia y Turquía, destacaron.

Ahí se han presentado inflaciones por arriba del objetivo de sus respectivos bancos centrales, reflejando en parte la fuerte depreciación de sus monedas frente al dólar.

En consecuencia, advierten que este traspaso cambiario a la inflación será uno de los eventos a revisar en el año, para tomar las decisiones monetarias en México.

[email protected]