Washington, DC. En caso de que se presente un choque externo, el Banco de México (Banxico) no tiene en mente utilizar inmediatamente la Línea de Crédito Flexible (LCF) por casi 90,000 millones de dólares, pero sí evaluará las circunstancias y será prudente para utilizar el buen pertrecho con que cuenta, admite el gobernador de Banxico, Agustín Carstens.

No tenemos en mente específicamente el caso de Trump (Donald), pero siempre tuvimos la precaución de haber estado renovando la LCF con el Fondo Monetario Internacional que son cerca de 90,000 millones de dólares. No quiere decir que inmediatamente la usaremos, pero habrá que evaluar las circunstancias y ser prudentes , enfatiza.

Entrevistado por El Economista, afirma que el Banco de México ha tenido el cuidado de darle una guía al mercado sobre cómo está viendo el mapa y cómo reaccionarán ante diferentes escenarios.

Si el mercado espera que vamos a seguir aumentando las tasas, podría afectarse el apetito por la deuda de muy largo plazo. Aunque en nuestro comunicado dijimos que si por alguna razón sube la presión, revaluaríamos las circunstancias.

Desde Washington, al cierre de su participación en las Reuniones Anuales del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial, reconoció que mantienen una estrecha comunicación con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en caso de que se presente un escenario de estrés en el mercado.

Se ha aligerado el calendario de pagos que podrían tener México y Pemex el año entrante. Se ha propiciado que no se tenga una aglomeración de vencimientos que fuercen a México a ir a los mercados en circunstancias que podrían no ser muy favorables .

Y enfatiza: El gobierno federal ha tenido una actitud muy productiva de aprovechar las coyunturas del mercado para prepagar la deuda con vencimientos más inmediatos y renovarlas a un plazo mucho más largo .

¿Cuál es el margen de maniobra de Banxico en el contexto de incertidumbre por la elección de Estados Unidos?

La realidad es que el entorno externo sí nos ha generado presiones sobre la depreciación, en particular los posibles resultados de la elección de Estados Unidos; hemos hecho estudios (...) que indican que está subvalorado el peso. Así que consideramos que una vez que se disuelva la incertidumbre, el temor que está ahorita y tiene impacto en el mercado, obviamente mejorará la evolución de los pronósticos. Pero tener la certeza de que el escenario malo de cola no se presentará nos va a ayudar.

El FMI ha advertido a sus miembros que la política monetaria no es suficiente para estimular el crecimiento pese a operar al máximo...

Se refiere a los cuatro bancos centrales más grandes: la Reserva Federal de Estados Unidos, el Banco Central Europeo, el Banco de Japón y el Banco de Inglaterra, que usaron ampliamente su política monetaria, bajaron las tasas de interés a niveles que era inconcebible pensarlo, incluso tienen tasas negativas. El FMI se está dando cuenta de que la política monetaria tiene una tracción relativamente baja porque al fin del día, la política monetaria no puede resolver muchos problemas de la economía, no puede quitar presiones de productos, ni estimular la productividad del país por sí misma. Lo que el FMI dice es que en la medida de lo posible traten de sostener las políticas monetarias, pero llama a complementarlas con políticas fiscales y reformas estructurales.

Inversiones afectadas por contexto

¿Qué es lo que explica que México no crezca?

Creo que es un tema que tiene muchas causas. La verdad es que uno podría decir que hemos entrado tarde al proceso de modernización educativa en el país. Después hay temas más intangibles como el de seguridad jurídica, Estado de Derecho, que es un tema que inhibe muchas inversiones; hay reformas que se han intentado antes y se tardaron mucho. El presidente Ernesto Zedillo trató de hacer la reforma eléctrica en 1997 y si hubiera estado ahí, ya estaríamos disfrutando los beneficios. Por fin llegaron las reformas, pero después de un tiempo relativamente largo.

¿Por qué ha sido tan lento el impacto de las reformas en inversiones y crecimiento?

Creo que lo que más ha afectado son las perspectivas específicas del mercado petrolero, pues muchos potenciales inversionistas no están recibiendo flujos, ni cuentan con suficiente cash o capacidad de financiamiento. Me parece que sigue habiendo interés por los inversionistas interesados.

valores@eleconomista.com.mx