La precarización laboral en México, particularmente en las remuneraciones, se agudizó en el 2013, lo cual se reflejó en un aumento del número de personas que no pudo adquirir una canasta alimentaria con su ingreso laboral en 19 entidades federativas.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), a nivel nacional el Índice de Tendencia Laboral de la Pobreza (ITLP) creció 2.7% en el cuarto trimestre del año anterior, con respecto al mismo periodo del 2012; sin embargo, en las regiones urbanas aumentó hasta 3.8 por ciento.

Durango fue el que registró el mayor incremento: 21 por ciento.

Le siguieron el Distrito Federal (9.9), Oaxaca (8.6), Sinaloa y Jalisco (6.1 en ambos casos) y Quintana Roo (6 por ciento).

De los 13 estados donde se registró una baja, Nayarit y Tabasco fueron los mejores, con una reducción por arriba de 7 por ciento.

MENORES INGRESOS

El ingreso laboral per cápita en el último año registró una contracción de 3.24% en términos reales.

En el cuarto trimestre del 2012 fue por 1,380.17 pesos; 12 meses después éste bajó a 1,335.48 pesos.

En contraste, la canasta alimentaria subió más de 5% a nivel rural y urbano. En el primero pasó de 823.95 a 868.31 pesos y en el segundo de 1,158.60 a 1,227.42 pesos.

El aumento del ITLP confirma el avance de la precarización del empleo en México , comentó José Luis de la Cruz, director académico del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico.

[email protected]