La crisis económica generada por la pandemia del Covid-19 sigue dejando estragos en los ingresos presupuestarios del sector público, pues en julio los ingresos totales fueron por 395,152.9 millones de pesos, lo que significó una caída del 10.7%, en términos reales y respecto a lo observado en julio del 2019.

Si se considera el acumulado enero-julio, los ingresos fueron por 2.99 billones de pesos, una caída anual del 4.7 por ciento.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), esto se debió a que, tanto en los ingresos petroleros como en los tributarios se registraron caídas anuales de 27.3% y de 6.7%, respectivamente y sólo en el séptimo mes.

En el caso de los ingresos que se obtienen de la venta petrolera, el gobierno obtuvo 52,364.9 millones de pesos en julio. Si se considera el acumulado enero-julio, los ingresos totales fueron por 302,159.6 millones de pesos, una caída anual del 39.2 por ciento.

Mientras que por el cobro de impuestos, el gobierno ingresó un total de 255,377.8 millones de pesos en julio. En el acumulado sumaron un total de 2 billones 4,163.3 millones de pesos, lo que representó una reducción del 0.8 por ciento.

Bajo consumo golpea recaudación del IVA

El bajo consumo que aún se percibe en el país por el cierre de ciertos sectores económicos continuó afectando la recaudación del Impuesto al Valor Agregado (IVA), pues en julio se ingresaron 77,636.7 millones de pesos, una caída del 19.5%, respecto de julio del 2019.

Si se considera el acumulado de enero-julio, los ingresos por este impuesto que representa un termómetro del consumo en el país fueron por 567,435.1 millones de pesos, una caída anual del 3.7%, respecto del mismo periodo del año anterior.

La recaudación por el Impuesto Sobre la Renta (ISR) fue de 129,674.8 millones de pesos en julio, un crecimiento anual de apenas 0.8%; en el acumulado, los ingresos por ISR fueron por 1.09 billones de pesos, un crecimiento del 1.2%, respecto de los primeros siete meses del 2019, según datos de Hacienda.

Con respecto a los ingresos que se obtienen por el cobro del IEPS a gasolina y diésel, el gobierno obtuvo ingresos de 26,153.7 millones de pesos en julio, un incremento anual del 11.9%; mientras que en el acumulado sumaron un total de 172,400.1 millones de pesos, una caída anual  de 1.9 por ciento.

Gasto crece en julio

El gasto neto del sector público en el mes de julio fue por 516,468.5 millones de pesos, un incremento anual del 3.8%; si se consideran los siete meses del año, el gasto fue por 3.43 billones de pesos, un aumento del 2.4%, respecto del mismo periodo del 2019.

Sólo en el mes de julio, el gasto corriente creció 6.7% con un total de 405,262.9 millones de pesos; mientras que el gasto en capital fue por 55,664.5 millones de pesos, un aumento del 4.6%, respecto de julio del año anterior.

Los ramos administrativos mostraron un mayor gasto en el mes de julio con un total de 137,343.4 millones de pesos, lo que significó un aumento anual del 25%. La Secretaría de Salud fue una de las dependencias que más aumentó su gasto en julio en 48%, con un total de 16,888.4 millones de pesos.

También la Secretaría de Energía registró un mayor gasto en el mes de julio con un total de 335.2 millones de pesos, lo que significó un aumento anual de 67.9 por ciento.

En general, el balance financiero del sector público presentó un déficit de 414,644.9 millones de pesos, el cual es mayor a lo que se observó en los primeros siete meses del 2019 por 153,073.7 millones de pesos.

En el balance primario se reportó también un déficit de 9,845.3 millones de pesos; lo cual contrasta con el superávit que se reportó en enero-julio del 2019 por 215,757.9 millones de pesos.