En los dos años de gobierno de Andrés Manuel López Obrador, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha recaudado 736,000 millones de pesos en créditos fiscales, es decir, los adeudos que contribuyentes tienen con el fisco.

De acuerdo con la información divulgada por el órgano recaudador, del monto recuperado, 43% proviene de los denominados grandes contribuyentes, quienes han estado bajo la lupa del SAT.

Raquel Buenrostro, jefa del SAT, ha indicado que la fiscalización a los grandes contribuyentes continuará. El universo de éstos suma alrededor de 12,000 causantes, de los cuales se han revisado sólo 719.

“Todavía hay muchos sectores que podemos revisar”, dijo la jefa del SAT hace unas semanas.

El resto de la recaudación que se obtuvo por adeudos fiscales, 41% fue por actos de fiscalización y  comercio exterior, mientras que 6% se debió a la cobranza coactiva y 10% a la eficiencia recaudatoria.

“Las modificaciones de ley y las acciones para abatir la evasión y elusión fiscal, generaron una percepción de justicia que motivó a contribuyentes de todos los segmentos económicos a ponerse al corriente con el SAT, fortaleciendo la política redistributiva de los ingresos”, apuntó la autoridad fiscal.

Añadió que, en los dos años de gobierno de López Obrador, se han realizado cambios que han beneficiado la recaudación tributaria en el país. Entre éstos están la eliminación de las condonaciones fiscales, salvo en ocasiones extraordinarias, así como la eliminación de la compensación universal y el equiparar a delincuencia organizada la defraudación fiscal.

Aminora caída de ingresos

El fisco informó que, de enero a noviembre de este año, la recaudación tributaria se mantuvo “prácticamente en el mismo nivel en términos reales que el año pasado”, esto gracias a la recuperación de los adeudos. Sin embargo, el SAT no detalló el monto de los ingresos tributarios totales o la variación porcentual que hubo entre los periodos, y sólo mencionó que se presentó un crecimiento de 0.7%, en términos reales, en la recaudación de ISR, y de 0.3% en los ingresos del IVA.

“Las evaluaciones realizadas al SAT por organismos internacionales y calificadoras, reconocieron que la estrategia de recaudación tributaria permitió garantizar los recursos suficientes para el sector salud, así como para los programas sociales y prioritarios”.

Agregó que durante la pandemia y crisis económica, los esfuerzos de recaudación tributaria que se ejercieron lograron que se obtuviera una recaudación adicional  por 467,000 millones de pesos en el 2020, lo que equivale a 2.3% del Producto Interno Bruto (PIB), y destacó que fue el “mismo porcentaje de ingresos adicionales a los obtenidos con la reforma fiscal del 2014”.

Cartera en aumento

Cartera en aumento. A octubre la cartera de adeudos del SAT se ubicó en 942,175 millones de pesos, esto es  un alza de 15.6%, en términos reales, respecto a los 814,716 millones de pesos (del 2020) que mostró en el mismo mes del año pasado. Si se toma en cuenta octubre del 2018, el penúltimo mes del sexenio de Peña Nieto, la cartera de créditos fiscales aumentó 26.6 por ciento.

ana.martinez@eleconomista.mx