El Producto Interno Bruto (PIB) de la zona euro experimentó una expansión récord de 12.5% en el tercer trimestre del año, después del desplome de 11.7% en el segundo trimestre y de la contracción de 3.7% en los tres primeros meses del 2020, según la tercera lectura del dato realizada por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat.

La oficina rebajó de nuevo su estimación. En la primera previsión, consideraba que el PIB había crecido 12.7%, que luego rebajó a 12.6% en su segunda proyección del dato. De esta forma, el ajuste llegó a ser de dos décimas frente a la previsión inicial.

Pese a los datos intertrimestrales, el PIB de la zona euro registró una caída de 4.3% en comparación con el tercer trimestre del 2019, una décima menos que la estimación anterior, según el reporte.

El PIB conjunto de los 27 experimentó una expansión récord de 11.5% en el tercer trimestre del 2020. Al igual que el dato de la eurozona, en esta tercera estimación se ha revisado una décima a la baja. En el segundo trimestre, la economía de la UE se contrajo 11.3%, mientras que en el primero el descenso fue de 3.3 por ciento.

En comparación con el tercer trimestre del año pasado, la economía de los 27 era 4.2% inferior, una décima menos que la proyección previa.

A la cabeza, Francia y España

Entre los países de la UE, Francia registró el mayor repunte del PIB durante el tercer trimestre, con un crecimiento de 18.7%, después de contraerse 13.8% entre abril y junio. Por detrás se situaron España, con un incremento de 16.7%, tras una caída de 17.8% en el segundo trimestre e Italia, que creció 15.9%, tras haber descendido 13 por ciento. Los países que registraron un menor crecimiento fueron Grecia con 2.3%, Estonia y Finlandia que registraron 3.3% y Lituania con 3.8 por ciento.

En comparación con el tercer trimestre del año pasado, Grecia lideró las caídas, con un descenso de 11.7%, por delante de Francia con una caída de 10%, Croacia registró -10% y Malta -9.2 por ciento.

Se reactiva el empleo

La reactivación de la economía europea en el tercer trimestre permitió una aceleración del empleo en la región, al presentar un crecimiento de 1% trimestral del número de personas con empleo en la zona euro y de 0.9% en la Unión Europea, lo que representa el mayor aumento de toda la serie histórica, después de las caídas de 3% en la zona euro y de 2.8% en la UE observadas en el segundo trimestre del 2020.

En comparación con el mismo trimestre del 2019, el empleo acumuló un retroceso de 2.3% en la eurozona y de 2% en el conjunto de la UE.