El Impuesto Especial de Productos y Servicios (IEPS) que contienen algunos lácteos se comenzó a aplicar desde el 2015 y la información contenida en la Miscelánea Fiscal para el 2017 sólo es con el fin de especificar que el gravamen únicamente se aplica a los lácteos saborizados, aclaró el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Luego de que hoy circulara información relacionada con un supuesto nuevo gravamen a los lácteos, el organismo recaudador afirmó que el acuerdo de Certidumbre Tributaria, convocado por el presidente Enrique Peña Nieto, sigue vigente, por lo que no habrá nuevos impuestos en el siguiente año.

Lo que el SAT publicó el 14 de diciembre pasado en su portal es una aclaración al criterio normativo 6, que surgió en el 2015 , aclaró.

Asimismo, afirmó que la especificación que se realiza en la Miscelánea Fiscal 2017 no perjudica aumentando la carga fiscal a ningún producto más, sino que aclara el panorama del IEPS a productos lácteos saborizados, ya que para que algún producto de esta índole pueda ser gravado con este impuesto debe contener azúcar disuelto en agua.

El organismo recaudador mencionó que existe en el mercado una gran variedad de productos, en los que la leche sólo es un componente, que deben reunir las especificaciones establecidas en la regulación sanitaria y comercial para ser gravadas.

Así, ejemplificó que los productos lácteos a los que se aplica el IEPS desde el 2015 son aquellos que contienen calorías suficientes para ser consideradas como bebidas saborizadas con alto contenido calórico, como las leches Hershey’s y Nesquik, o bien algunas leches de coco, de almendra e incluso algunas leches deslactosadas y evaporadas.

El gravamen se aplica para mantenerse en sintonía con el trabajo del gobierno para combatir la obesidad, dando una carga fiscal a estas bebidas que equivale a un peso por litro, tomando en cuenta que hay niños que tienen incluidas en su dieta estas bebidas lácteas saborizadas, las cuales tienen alto contenido calórico.

De enero a octubre del 2016, las bebidas saborizadas han dejado al gobierno una recaudación total de 19,571.6 millones de pesos.