El acuerdo final para una tasa impositiva global mínima entre los países del G20 podría ser de alrededor de 15%, una avenencia entre la actual tasa irlandesa de 12.5 y 21% propuesto por Estados Unidos (EU), dijo Daniel Bunn, vicepresidente de proyectos globales de Tax Foundation, el jueves en el Foro de Mercados Globales de Reuters.

El vicepresidente de proyectos globales de Tax Foundation, con sede en Washington D.C., comentó que no estaba claro si dicho impuesto sería prescriptivo o vinculante, y que existe la posibilidad de que los países tengan tasas impositivas nacionales independientes para negocios locales que sean más bajas que la tasa impositiva mínima global.

Eso significa que “las (empresas) multinacionales, sólo por operar a través de las fronteras, enfrentarán una carga fiscal mayor”, dijo Bunn.

El gobierno estadounidense de Joe Biden, quiere aumentar la tasa de impuestos corporativos de 21 a 28% para financiar su plan de infraestructura, y ha propuesto una tasa mínima global de 21 por ciento.

“La tasa mínima del 21% será demasiado alta para lograr un acuerdo, ya sea en un contexto puramente legislativo de Estados Unidos o (a nivel de) OCDE-G20”,  advirtió Bunn.

También dijo que el Congreso de Estados Unidos podría elevar la tasa del impuesto corporativo nacional a alrededor de 25% y la renta global intangible con bajos impuestos (GILTI, por su sigla en inglés) a alrededor de 16%, “ya está previsto que aumente, señaló el funcionario”.

GILTI, una disposición de la reforma fiscal del expresidente Donald Trump, impone una tasa tributaria efectiva de 10.5% sobre los ingresos en paraísos fiscales, que busca disuadir a las multinacionales de eludir los impuestos estadounidenses al mantener activos intangibles —como patentes de software— en el extranjero en países con bajos impuestos, y es la mitad de la tasa impositiva corporativa nacional actual.

“No está claro a dónde conducirán todas las negociaciones políticas (...) Es posible que aún haya alguna variedad en los 'impuestos mínimos' cuando todo esté resuelto, en lugar de una sola forma de impuesto mínimo global”, comentó Daniel Bunn.

La propuesta

Hace unos días, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, presentó un plan de aumento de impuestos corporativos.

Aquí, Yellen sugirió una revisión sustancial del sistema tributario corporativo del país, incluyendo establecer una tasa impositiva mínima para decenas de empresas que no pagan impuestos corporativos en EU y fortalecer la auditoría y aplicación de las leyes tributarias.

“El enfoque correcto de los impuestos corporativos requiere mantener la competitividad de Estados Unidos mientras se protege la base impositiva de las empresas”, se lee en un informe del Tesoro.

Sugerencias del Departamento del Tesoro:

• Una tasa impositiva mínima global de alrededor de 21 por ciento.

• Revocación de las preferencias de exportación.

• Un impuesto contable mínimo de 15% que paguen todas las grandes empresas.