En diciembre se registró una salida neta de los mercados emergentes de 3,100 millones de dólares, según estimaciones preliminares del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

Esta cifra resulta de la migración de 7,100 millones de dólares que se presentó en los mercados accionarios en el mismo mes, y la entrada al mercado de deuda por 4,000 millones de dólares.

De confirmarse estas previsiones del instituto, el éxodo de capitales habría completado su sexto mes consecutivo de salidas, para un monto aproximado de 46,400 millones de dólares.

Al interior del reporte trimestral del IIF, el EM’s Flow Tracker (localizador de capitales hacia mercados emergentes), se evidencia que el 2015 resultó el peor año para este tipo de receptores desde la crisis mundial del 2009.

El economista senior del IIF, ?Robert Koepke, explica que esta salida constante y consistente de los capitales de los mercados emergentes demuestra que la aversión al riesgo comenzó mucho antes del alza de tasas de la Fed, que se concretó el 16 de diciembre.

Y sitúa como origen de este éxodo los factores domésticos de ?desaceleración económica en el contexto de una caída generalizada de precios de los commodities que exportan .

Según las cuentas del instituto, en todo el año se registraron entradas de capital a este tipo de mercados por 41,000 millones de dólares, inversiones que ingresaron básicamente en el primer semestre del año.

Esta cifra contrasta con el ingreso promedio de 285,000 millones de dólares que se registró entre el 2010 y el 2014.

Para ilustrar la magnitud del retorno de capitales, el instituto refiere que ni en el 2008, en plena irrupción de la crisis mundial, se registró un movimiento similar.

Se suaviza salida

Estos datos son estimaciones del IIF, que asocia a los principales administradores de fondos de inversión y bancos de operación global, obtenidas de acuerdo con la información actualizada y disponible en 30 economías emergentes, donde están México, Brasil, Colombia, Perú y Chile.

Las estadísticas oficiales comparadas serán presentadas por el Banco de Pagos Internacionales hasta marzo próximo.

En el último trimestre del año, el IIF documenta salidas netas de inversionistas extranjeros por 13,400 millones de dólares, lo que representa una moderación del ritmo al que volaron los capitales de los mercados emergentes en el tercer trimestre.

De acuerdo con sus cifras preliminares, en el periodo que va de julio a septiembre, las salidas registradas por este tipo de mercados sumaron 33,000 millones de dólares.

América Latina, de los menos castigados

De acuerdo con las previsiones del IIF, en todo el 2015 se registró la salida total de inversiones no residentes de 41,000 millones de dólares, pero no fue generalizado por regiones.

América Latina resultó la única con flujos positivos en diciembre, según la información preliminar del IIF; no obstante, resultó la más baja del año, aunque se mantuvo en positivo.

Destacan salidas de 3,300 millones de dólares de Brasil, sólo en diciembre, pero el resto de los mercados emergentes latinoamericanos objeto del análisis tuvieron comportamiento mixto. O bien no ingresaron capitales foráneos o se registró un ajuste de portafolio donde dejaron los instrumentos de corto plazo, como fue el caso de México.

El IIF es la mayor asociación internacional de instituciones financieras de operación mundial. Entre sus miembros activos se encuentran Dubai International Finance Center, Bank of China, China Taping, Wells Fargo, Santander, Standard & Poor’s, Principal, Moody’s Investors Service; ?MetLife, Banorte, BBVA, entre otros.

[email protected]