El presidente de Estados Unidos (EU), Joe Biden, propondrá la próxima semana aumentar los impuestos a los ricos para financiar cerca de 1 billón de dólares en cuidados infantiles, educación universal preescolar y licencia remunerada para trabajadores, comentó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki.

El presidente Biden propondrá incrementar la tasa marginal de Impuesto a la Renta a 39.6 desde 37 por ciento. Además se plantearía una tasa extra existente sobre los ingresos por inversiones, que podría llevar a los impuestos sobre las ganancias del capital hasta 43.4 por ciento. El alza afectaría a las personas que declaren 1 millón de dólares o más en este concepto, un fuerte incremento frente a la tasa actual de 20 por ciento.

Actualmente el sistema fiscal estadounidense grava más las rentas del trabajo que las inversiones, la propuesta de Biden daría un giro a las bases del sistema. En su campaña, el hoy presidente prometió igualar los impuestos sobre ambos conceptos para los más ricos, alegando que es injusto que muchos de ellos paguen menos por sus ingresos que los trabajadores de clase media.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca dijo que el Presidente presentará su “American Families Plan” durante un discurso ante el Congreso la próxima semana.

Psaki agregó que el gobierno aún no ha finalizado los planes de financiamiento (del programa) y subrayó la determinación del Presidente de aumentar la inversión en el cuidado de los niños, mejorar la educación de la infancia y hacer que los trabajadores estadounidenses sean más competitivos.

“Su punto de vista (del Presidente) es que eso debería recaer sobre las espaldas de los estadounidenses más ricos y de las corporaciones y empresas que tienen más recursos”, señaló Psaki.

Planes de reactivación económica

Después de semanas de trabajo, los funcionarios de la administración se han acercado a la versión final de lo que será la segunda mitad de la amplia agenda económica de Biden, que también incluyó al Plan de Empleo Estadounidense por 2.3 billones de dólares que el mandatario presentó a inicios del mes de abril.

Dicho plan se centró principalmente en el gasto en infraestructura física, como la reparación de puentes y tuberías de agua y la construcción de estaciones de carga de vehículos eléctricos, y sería financiado por aumentos de impuestos a las corporaciones.

Infraestructura humana

La segunda fase se centrará en lo que los funcionarios de la administración Biden denominan “infraestructura humana”. Este plan tiene contemplado gastar millones de dólares en subsidios ampliados para el cuidado de niños, un programa nacional de licencias pagadas para trabajadores y matrícula universitaria comunitaria gratuita para todos.

También busca extender, hasta el 2025, un crédito fiscal ampliado para los padres, que es esencialmente un pago mensual del gobierno para la mayoría de las familias, que fue creado de manera temporal por el paquete de ayuda económica de 1.9 billones dólares que Biden promulgó en marzo del 2021.