El Fondo Monetario Internacional (FMI) alerta que los flujos de capital que comenzaron a retornar a los mercados emergentes desde noviembre, pueden retirarse de forma intempestiva si la distribución de vacunas en el mundo se mantiene desigual.

En la actualización de su Global Financial Stability Report, divulgado este miércoles, dijeron que se podría presentar una eventual salida de capitales de mercados emergentes si los bancos centrales de las economías avanzadas comienzan a retirar los estímulos que inundaron de liquidez al mercado tras el choque por la pandemia del Covid-19.

En el documento, divulgado desde Washington, los expertos del organismo precisaron que “el retraso en el acceso a servicios integrales de salud podría impedir una recuperación mundial completa y poner en peligro al sistema financiero mundial”.

Aclararon que “por el momento no hay crisis financiera mundial”, y pidieron no crearla con una recuperación desigual y parcial que puede hacer peligrar la solidez del sistema financiero.

En el documento, los especialistas del FMI precisaron que “una corrección de los precios de los activos emergentes podría estar guiada por un cambio en las perspectivas de crecimiento o si perciben vulnerabilidades domésticas”.

En un escenario como el planteado, podría presentarse una revaluación inmediata por efectos indirectos sobre la confianza y pondría en peligro la estabilidad macro financiera.

El apetito de los inversionistas regresó de la mano de las noticias por vacunas listas para comenzar a distribuirse, tal como lo habían identificado estrategas del Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) y el propio Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés).

Vacunas para la recuperación

Consignaron que es altamente probable que las economías avanzadas puedan completar una amplia cobertura de población vacunada mucho antes que las emergentes, lo que ampliará la desigualdad entre países y retrasará la recuperación económica mundial.

“Hasta que el acceso a las vacunas sea generalizado, el repunte de los mercados y la recuperación de la economía estarán supeditados al mantenimiento de las políticas monetarias y fiscales de apoyo”.

Toman los casos de Canadá, Estados Unidos, Reino Unido y algunos países de la Unión Europea que ya compraron vacunas por anticipado con una amplia cobertura per capita.

“En cambio, la adquisición de dosis de vacunas para economías de mercados emergentes y en desarrollo, ya sea mediante negociación directa o a través de COVAX, el pilar multilateral de las vacunas lleva un retraso considerable”.

Los expertos del FMI destacaron que “el acceso a las vacunas reviste especial urgencia en los países en los que el número de casos viene acelerándose recientemente o se mantiene elevado”.

Ignoran riesgos a la baja

En la actualización, los expertos del FMI destacaron que “los mercados financieros han ignorado la desaceleración de la actividad económica (...) y la persistente incertidumbre sobre las perspectivas económicas.

“La desconexión entre los mercados financieros y la economía de la que tanto se ha hablado persiste (...) Los participantes del mercado se remiten a las expectativas de tasas muy reducidas en los próximos años y las revisiones al alza de las previsiones de beneficios tras los anuncios de las vacunas”.

En el documento destacaron que un retraso en la recuperación económica haría necesario prolongar las políticas acomodaticias, lo cual avivará todavía más las vulnerabilidades financieras”.

En un análisis reciente, el IIF advirtió que este flujo masivo de capitales hacia emergentes trae un riesgo intrínseco de un nuevo Taper Tantrum (Rabieta de los mercados) hacia el 2022 o 2023.

El citado episodio de rabieta se presentó en agosto del 2013, cuando el entonces presidente del Fed, Ben Bernanke, anunció que comenzarían a revisar la estrategia para retirar los estímulos monetarios, lo que marcó el inició de una liquidación masiva de capitales de los mercados emergentes.

ymorales@eleconomista.com.mx