La Cámara de Diputados rechazó los cambios aprobados por el Senado de la República a la minuta que reforma el artículo 28 de la Constitución en materia de condonación de impuestos e insistió en la modificación original que realizó el pasado 24 de septiembre; el dictamen fue devuelto a la Cámara Alta para una segunda revisión por parte de la colegisladora.

“En los Estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos; las condonaciones de impuestos y las exenciones de impuestos en los términos y condiciones que fijan las leyes. El mismo tratamiento se dará a las prohibiciones a título de protección a la industria”, cita la modificación realizada por la Cámara Baja, en su calidad de cámara de origen por ser donde inició la discusión del tema, al primer párrafo del referido artículo, aprobada por 398 votos y 33 del PRI en contra.

El cambio, acordado por los senadores tras la primera revisión y que fue reprobado por los diputados federales al insistir en la enmienda realizada originalmente, establecía:

“En los estados Unidos Mexicanos quedan prohibidos los monopolios, las prácticas monopólicas, los estancos y la condonación de impuestos; las exenciones y el otorgamiento de estímulos se establecerán en los términos y condiciones que fijen las leyes. El mismo tratamiento se dará a las prohibiciones a título de protección a la industria”.

De acuerdo con el artículo 72, fracción E, de la Constitución, si el Senado, en su calidad de cámara revisora, aprueba por mayoría absoluta de votos de los senadores presentes desechar, en la segunda revisión, las reformas hechas por los diputados federales “todo el proyecto no volverá a presentarse sino hasta el siguiente periodo de sesiones, a no ser que ambas cámaras acuerden, por la mayoría absoluta de sus miembros presentes, que se expida la ley o decreto sólo con los artículos aprobados (por ambas cámaras) y que se reserven los adicionados o reformados para su examen y votación en el próximo periodo”.

En el caso de la reforma al artículo 28 constitucional todo el dictamen se congelaría, si los senadores no aceptan la enmienda original de los diputados federales, hasta el siguiente periodo ordinario de sesiones, que iniciará el 1 de febrero del próximo año.