El desempleo tanto en la Unión Europea (UE) como en la zona del euro creció una décima en enero y se colocó en las cifras récord de 10.7 y 10.1%, respectivamente, una variación aproximada de 2.7%, informó hoy la oficina estadística comunitaria, Eurostat.

Hace un año esta tasa entre los socios de la moneda única era de 10%, mientras que en los Veintisiete se situaba en 9.5 por ciento.

En total, 24 millones 325,000 europeos carecían de trabajo el pasado enero, de los cuales 16,925 estaban en los países de la unión monetaria.

El país más afectado por el desempleo sigue siendo España, con una tasa de 23.3% en enero pasado, comparado con un 20.6% en el mismo mes de 2011.

En segundo y tercer lugares de la lista se encuentran Grecia, Irlanda y Portugal, sometidos a duros programas de reformas y austeridad por los rescates financieros otorgados por la UE.

En Grecia el último dato disponible, relativo a noviembre, muestra que el paro afectaba a 19.9% de la población, frente al 14.1% de un año antes, la mayor alza en toda la mancomunidad.

Irlanda y Portugal registraron, ambos, un desempleo del 14.8% en enero pasado, luego de unas tasas del 14.4 y del 12.3%, respectivamente, doce meses antes.

Los menores niveles se observaron en Austria, del 4.0%, Holanda, 5.0%, y Luxemburgo 5.1 por ciento.

En Alemania, la primera economía de la UE, el paro subió por primera vez en los últimos cinco meses y se situó en 5.8%, una décima más que en diciembre de 2011, pero todavía por debajo del 6.5% observado un año antes.

En Francia se mantuvo en la senda de aumentos de una décima iniciada hace dos meses y alcanzó el 10%, frente al 9.6% en enero de 2011.

RDS