En octubre de 2020 se registró el mayor retiro de recursos de las afores desde 2005, para acumular 2,094 millones de pesos. Nunca en la historia de este sistema de ahorro para el retiro, donde el dinero de los trabajadores es gestionado por administradoras de fondos para el retiro (afores), se había visto este fenómeno. Las consecuencias de las medidas para contener la pandemia de coronavirus hizo que un millón de personas perdieran su empleo formal entre marzo y mayo. De acuerdo con la Consar, la oficina pública vigilante del sistema, el récord de octubre se debe a un “efecto rezago”, donde los protagonistas de los retiros fueron ciudadanos que perdieron su empleo entre julio, agosto y septiembre.