Las catástrofes naturales en todo el mundo provocaron daños por 210,000 millones de dólares en el 2020, con Estados Unidos como territorio especialmente afectado por huracanes e incendios forestales, dijo el jueves una de las principales aseguradoras alemanas.

Los daños, calculados por la reaseguradora Munich Re , superaron de los 166,000 millones de dólares del año anterior, en un momento además en que el calentamiento global aumenta dichos riesgos.

Las pérdidas que fueron aseguradas pasaron de 57,000 millones en el 2019 hasta los 82,000 millones de dólares, según Munich Re. Dichas pérdidas se suman a la carga que ha supuesto la pandemia de coronavirus, que ha golpeado duramente a la industria de los seguros.

El cambio climático jugará un papel cada vez más importante en todos estos peligros”, dijo Torsten Jeworrek, miembro del Consejo de Administración de Munich Re, señalando los huracanes, los incendios forestales y otras tormentas. “Es hora de actuar”.

Seis de los desastres más costosos ocurrieron en Estados Unidos, que sufrió la temporada de huracanes más activa.

La temporada de huracanes fue “hiperactiva”, con un récord de 30 tormentas, superando las 28 del 2005, indicó Munich Re.

El huracán Laura, que tocó tierra en agosto en Luisiana con vientos de 150 millas por hora, causó pérdidas por 13,000 millones de dólares, de los cuales 10,000 millones estaban asegurados.

Las olas de calor y las sequías están alimentando los incendios forestales, con 16,000 millones de dólares en daños el año pasado en el oeste de Estados Unidos.

Los incendios forestales que se desataron en el oeste de Estados Unidos abarcaron un área cuatro veces más grande que los provocados en el periodo del 2015 al 2019.

Las inundaciones en China fueron la pérdida individual más costosa, con 17,000 millones de dólares, aunque sólo 2% de los daños estaban asegurados.

En Europa, las pérdidas totales ascendieron a 12,000 millones de dólares, de los cuales 3,600 millones estaban asegurados. Además de las fuertes lluvias que azotaron las costas mediterráneas del sur de Francia e Italia en el otoño que destruyeron cientos de casas, puentes y carreteras en el proceso.

El segundo año más cálido

En el 2020 la temperatura promedio global fue alrededor de 1.2 grados Celsius más alta que los niveles preindustriales, señaló Munich Re, y sólo 0.01 grados Celsius por debajo del 2016, el año más cálido registrado.

El clima extremo del año pasado encajó “con las consecuencias esperadas de una tendencia de calentamiento de décadas para la atmósfera y los océanos que está influyendo en los riesgos”, dijo el científico climático jefe de Munich Re, Ernst Rauch.