Las autoridades han identificado que las operaciones más comunes para el blanqueo de capitales son los depósitos de dinero, retiros, cobro de cheques y transferencias internacionales que se realizan por medio de instituciones de la banca múltiple, principalmente el G-7 bancario, entidades para el cambio de divisas y en menor medida las casas de Bolsa.

De acuerdo con los casos de blanqueo de capitales que se han dado en los últimos dos años, este ilícito se da por medio de operaciones cambiarias en dólares e inversiones en casas de Bolsa.

De acuerdo con la Primera Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo en México, las principales instituciones utilizadas para el blanqueo de capitales son los bancos, en especial los siete que mayor participación tienen en el mercado; los centros cambiarios, casas de Bolsa y en menor medida en sociedades financieras de objeto múltiple, aseguradoras y cooperativas de ahorro y préstamo.

En cuanto al tipo de moneda, el peso es el más utilizado (para el lavado de dinero) observando un cambio en los casos recientes con respecto a los anteriores, en los cuales se veía mucho el uso de dólares , explica el documento que es la punta de lanza para la evaluación que enfrentará México por parte del Grupo de Acción Financiera contra el blanqueo de capitales.

Sobre las actividades vulnerables más utilizadas para el blanqueo, el documento menciona la compra de autos de todo tipo, principalmente de lujo; el uso de tarjetas de servicio y crédito con un monto de hasta 200,000 pesos al mes.

Ocasionalmente se observan compra y venta de inmuebles, empeño de bienes, arrendamiento de casas habitación e industrial, blindaje, traslado y custodia de valores, juegos y sorteos y fe pública con constitución de personas morales y modificación patrimonial , explica el reporte elaborado por varias dependencias y coordinado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda.

Por zonas

El documento indica que las zonas geográficas donde se concentran los últimos casos de blanqueo de capitales son la Ciudad de México y algunos estados como Jalisco, Quintana Roo, Michoacán, Sonora y Sinaloa.

Además, el reporte muestra que existen técnicas y métodos que son utilizados comúnmente para el blanqueo de capitales, por ejemplo, que una empresa cuente con pocos activos y aun así tenga una alta operatividad financiera.

La UIF, en los casos de los últimos años, ha identificado operaciones relacionadas al blanqueo debido a que la red que lava dinero realiza operaciones por montos importantes con la finalidad de ocultar el origen o destino de los recursos.

También los señalados realizan operaciones de altos montos con uso de metales amonedados, es decir, centenarios, onza troy de playa y buscan realizar retiros frecuentes, en cajeros automáticos de cuentas creadas en el extranjero.

El documento se dio a conocer hace algunas semanas a los intermediarios financieros del país, y sujetos obligados, con la finalidad de mitigar riesgos de lavado de dinero.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx