Los demócratas de la Cámara de Representantes dieron a conocer un proyecto de ley de alivio Covid-19 por 2.2 billones de dólares, en un intento de romper el estancamiento en las negociaciones y de esta manera aumentar el apoyo fiscal antes de las elecciones presidenciales.

Aunque es probable que el proyecto de ley enfrente la oposición en el Senado controlado por los republicanos si es aprobado por la Cámara.

Como se esperaba el plan incluye reactivar el beneficio federal por desempleo de 600 dólares hasta enero y una segunda ronda de cheques de estímulo por 1,200 dólares.

Además, se incluye recursos para restaurantes (120,000 millones de dólares), aerolíneas, centros educativos y de cuidado infantil (225,000 millones de dólares) y centros de entretenimiento, como teatros; así como fondos para el Servicio Postal (15,000 millones de dólares), que según los demócratas son cruciales antes de las elecciones del próximo 3 de noviembre.

Asimismo, se destinan 28,000 millones de dólares para una vacuna, de los cuales 20,000 millones se centrarán en su compra, 7,000 millones en su distribución, 1,000 millones en una campaña de concientización pública. Se reservan 2,000 millones de dólares para brindar equipo de protección personal a las industrias afectadas por la pandemia, al tiempo que se aumenta el gasto del programa público de salud (Medicaid).

El plan mantiene la medida que amplía los créditos fiscales, para retener a los empleados; esta iniciativa tiene como objetivo mantener a los trabajadores en nómina y ayudar a las empresas a mantenerse a flote al ofrecerles dinero para cubrir un porcentaje de los salarios, además de un crédito para gastos fijos como el alquiler.

Los gobiernos locales y estatales recibirán asistencia federal por 436,000 millones de dólares.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo que busca que los republicanos regresen a la mesa de negociaciones.

“Los demócratas estamos cumpliendo nuestra promesa de comprometernos con este proyecto de ley actualizado, que es necesario para abordar la crisis económica y de salud inmediata que enfrentan las familias trabajadoras de Estados Unidos en este momento”, dijo en una carta.

Tras la presentación, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Steve Mnuchin, y Pelosi, hablaron para buscar un acuerdo sobre la ley,  planean más conversaciones hoy, dijo un portavoz de la líder demócrata.

“Los dos repasaron las disposiciones de la actualizada Ley de Héroes y acordaron hablar de nuevo mañana (hoy)”, dijo en Twitter el portavoz de Pelosi.

Por su parte, Larry Kudlow, asesor económico de la Casa Blanca dejó claro que la Casa Blanca considera esa cifra demasiado alta. En una entrevista con CNBC declaró que: “hay cosas, creo, con las que ambas partes están de acuerdo, pero el otro equipo quiere un paquete gigantesco y no creemos que lo necesitemos”.

Puntos clave de la nueva  propuesta:

  • 600 dólares semanales de ayuda por desempleo hasta enero.
  • 1,200 dólares en ayuda directa para la mayoría de los estadounidenses.
  • US436,000 millones de dólares de apoyo a los gobiernos estatales y locales durante un año.
  • US75,000 millones para pruebas de Covid-19.
  • US25,000 millones para aerolíneas.