La debilidad observada en la actividad económica desde fines del 2018 se vio “amplificada” por factores de carácter transitorio como el desabasto de gasolina, obstrucciones a vías de transporte y más recientemente por la interrupción en el tránsito de bienes en la frontera norte, aseguró el director de Investigación Económica del Banco de México, Daniel Chiquiar.

Como resultado, se presentó una contracción  generalizada del PIB en el primer trimestre en tres de las cuatro regiones que conforman el país, a excepción de la del norte que, sin embargo, registró una importante desaceleración.

Durante la presentación del Reporte sobre las Economías Regionales, el funcionario descartó que la migración de centroamericanos hacia Estados Unidos sea un factor de riesgo generalizado para el país. Pero, al hacer un acercamiento a las respuestas de los empresarios del norte, entrevistados para la elaboración del reporte, destaca que ellos perciben “conflictos relacionados con la migración centroamericana en la zona fronteriza”.

“Las fuentes consultadas en el norte destacaron una disminución en el turismo médico, en parte debido a un deterioro en la percepción de seguridad asociado a algunos eventos relacionados con la presencia de las caravanas de migrantes centroamericanos en la zona fronteriza”.

El Banxico divide en cuatro regiones el país para el levantamiento de su encuesta, y las que integran la zona norte incluyen Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas.

Corrupción y estado de derecho

Durante la presentación del Reporte sobre las Economías Regionales, el funcionario enfatizó que la corrupción, debilidad en el Estado de Derecho e inseguridad son los principales factores de riesgo para el desempeño de las economías locales, de acuerdo con los empresarios regionales entrevistados por el banco central.

Precisó que el levantamiento de respuestas se realizó antes de la reciente amenaza de imposición de aranceles que condujo el presidente de Estados Unidos, previo a la respuesta y al acuerdo alcanzado al respecto. Destacó que también quedaron fuera del contexto las modificaciones de calificación de Fitch y Moody’s a Pemex y al soberano.

En la presentación del reporte, que es relevante para la toma de decisiones de la Junta de Gobierno de Banco de México, dijo que se ha presentado un incremento en la percepción de inseguridad como un factor de riesgo para el desempeño de las empresas en todas las regiones.

Tren Maya y refinería, positivos

Al hacer un acercamiento a la respuesta de los empresarios regionales, destaca la percepción de los que producen en la región sur, ya que ellos advierten mayores niveles de actividad en sectores como el transporte, construcción, turismo de negocios y comercio, desde el inicio de la construcción de proyectos de infraestructura pública como la refinería Dos Bocas y el Tren Maya.

Consideran que la ampliación de puertos y carreteras será un motor positivo de desarrollo regional.

En el mismo reporte, el Banco de México realiza un análisis monográfico sobre desarrollo financiero y crecimiento regional. Ahí encontraron que las economías del sur del país podrían alcanzar tasas dinámicas de crecimiento, si se consigue una penetración financiera similar a la que tienen los estados del norte.

Los estados que integran la zona sur para el levantamiento de la encuesta del Banxico son: Campeche, Chiapas, Guerrero, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán.

[email protected]