El blindaje contra la volatilidad financiera que tiene México será determinante para acotar el impacto de un mayor contagio por la crisis de Europa, advirtieron analistas de Bank of America-Merrill Lynch y Saxo Bank.

En coincidencia, junto con el director de Moody’s Analytics, Alfredo Coutiño, precisaron que la eventualidad de una recesión en Estados Unidos, propiciada por una mayor contracción en la eurozona lastraría irremediablemente a México.

Bajo este escenario de recesión, aclaró aparte Coutiño, México carece de los recursos suficientes para pensar que estaría en condiciones de aplicar una política contracíclica que pudiera apuntalar a su economía.

México tuvo un semestre para apuntalar a su economía y extender el blindaje financiero que tiene hacia su maquinaria productiva… Ahora, sólo puede confiar que la situación europea no genere una recesión en Estados Unidos, que terminaría por impactarle directamente , aseguró.

IMPACTO FINANCIERO

La eventualidad de un mayor deterioro en la situación europea afectaría a los mercados de América Latina, incluido México, a través de los flujos de cartera, los préstamos y, en un tercer momento, de la Inversión Extranjera Directa.

De acuerdo con el economista para México de Bank of America-Merrill Lynch, Carlos Capistrán, otro efecto indirecto por la incertidumbre europea se dará en el retraso de las decisiones de inversión.

Para el especialista, el blindaje de México contra la volatilidad financiera podría mitigar el choque externo y facilitaría una rápida recuperación.

Se refiere a la holgura en las cuentas externas, las reservas internacionales en máximos históricos (155,000 millones de dólares al 1 de junio) y la línea de crédito flexible con el Fondo Monetario Internacional de 71,400 millones de dólares, que son parte del blindaje.

BLINDAJE ECONÓMICO A MEDIAS

México podría crecer nuevamente en cuanto el choque externo -ocasionado principalmente por Europa- se desvanezca, como lo hizo en el 2010, pues cuenta con finanzas públicas sólidas; es decir, la proporción de deuda al Producto InternoBruto (PIB) está por debajo de 40% y el manejo responsable de la deuda pública proporcionan espacio para una política fiscal contracíclica , refirió Capistrán.

En este tema difiere el especialista de Moody’s Analytics, quien considera que el Congreso y las autoridades financieras mexicanas podrían haber impulsado un par de cambios legislativos para fortalecer el fondo de estabilización petrolera.

Esto habría permitido aprovechar la extraordinaria entrada de recursos petroleros, que sólo en el 2010 sumó una cuenta de 64,000 millones de pesos adicionales a los estimados.

De acuerdo con el director de Desarrollo Económico de la Cepal, Juan Alberto Fuentes, otros países de América Latina sí se anticiparon a la eventualidad del mayor deterioro del entorno externo y propusieron una serie de reformas tributarias que hoy han fortalecido su situación económica y les permitirá, en la medida de lo posible, tratar de contrarrestar el impacto de un mayor choque por la situación de Europa.

En Ecuador, El Salvador, Guatemala, Costa Rica, Paraguay, Chile y Colombia impulsaron reformas que les garantizarán una mayor generación de ingresos, finalizó.

ymorales@eleconomista.com.mx