Luego de darse a conocer la noche de este domingo el resultado de la consulta ciudadana sobre la construcción del NAIM promovida por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, la madrugada de este lunes el banco de inversiones suizo UBS publicó un análisis en el que alerta sobre los peligros que entraña para las inversiones el que la figura del referéndum sea el mecanismo de decisión empleado por el gobierno que entra en funciones el próximo 1 de diciembre.

“El tema más importante para los inversionistas debe ser el referéndum, no el aeropuerto”, afirma el análisis de UBS, para el que es menos importante el resultado de la consulta —en el que el proyecto aeroportuario de Santa Lucía resultó ganador por encima del de Texcoco—, que los temores que provoca en los mercados internacionales el que la consulta ciudadana sea integrada constitucionalmente por Morena el Congreso como mecanismo legal de decisión.

Sobre los usos que UBS especula que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador pudiera dar al mecanismo de la consulta ciudadana, y que pudieran afectar según su análisis no sólo los intereses de los mercados sino también el Estado de Derecho en México y la estabilidad macroeconómica, están el extender el periodo del mandato presidencial a más de seis años, y el hacer uso de las reservas del Banco de México (Banxico) para financiar inversiones.

Para UBS, la consulta ciudadana realizada a lo largo de cuatro días no tuvo como fin último el que la ciudadanía decidiera entre dos proyectos de aeropuerto para la Ciudad de México, sino el de legitimar entre la opinión pública el mecanismo de referéndum como forma de toma de decisiones.

Ya en un análisis previo titulado “Mexico: The end of the honeymoon?”, en alusión a la relación de Andrés Manuel López Obrador y los mercados, UBS recomendaba cautela a los inversionistas, a los que puso sobre advertencia del mecanismo de consulta que se practicaría por el presidente electo para tomar la decisión de qué proyecto se realizaría. “Vemos la posibilidad de que un referéndum público sea aprobado como una forma constitucionalmente válida de hacer cumplir los cambios en el futuro”, dijo el UBS.

Si bien UBS acepta que las declaraciones de Andrés Manuel López Obrador fueron clave para mantener la calma en los mercados luego de su triunfo en las urnas el 1 de julio, así como en la concreción del nuevo acuerdo de comercio con Estados Unidos y Canadá, la consulta sobre el aeropuerto de la Ciudad de México genera en el banco serias dudas sobre la estabilidad macroeconómica del país en la próxima administración.

Sobre la cancelación del proyecto en Texcoco como resultado del referéndum, UBS advierte que abandonar el proyecto en esta etapa no solo sería extremadamente costoso, sino que también pondría en riesgo a todas las inversiones privadas futuras en general.

En lo que toca al uso de las reservas internacionales del Banxico, que se encuentran en la actualidad en 170,000 millones de dólares, para financiar inversiones, UBS cita un artículo fechado el 18 de octubre publicado por un diario mexicano, en el que se dice que legisladores de Morena y sus aliados en la Cámara de Diputados trabajan ya en una iniciativa para permitir que el presidente utilice las reservas de Banxico para financiar inversiones. “El debilitamiento de estas reservas, o incluso la posibilidad de que esto ocurra, perjudicaría al mexicano”, termina el análisis del UBS.