Las coberturas petroleras que se contraten para el 2020 podrían ser las más caras de la historia del país y las más complicadas para la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pues además de enfrentar un entorno geopolítico difícil, el precio que se cubra por barril de petróleo debe cuadrar con las proyecciones de ingresos que se contemplen en el Paquete Económico del siguiente año.

Expertos consultados por El Economista comentaron que entre los principales temas que influirán sobre la contratación de coberturas del 2020 están las expectativas de que los países de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) realicen ajustes en su producción, lo que reduciría la oferta y elevaría los precios del crudo a nivel mundial, y que se reduzcan las sanciones contra Irán por parte de Estados Unidos.

“Son elementos geopolíticos que van a afectar en las proyecciones de precios del petróleo el próximo año (...) Los riesgos que veo del comportamiento del crudo al marco fiscal son: el precio que van a poder poner en el presupuesto y las condiciones de mercado bajo las cuales puedan acceder para hacer las coberturas correspondientes”, dijo Víctor Gómez, subdirector de análisis de Finamex.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda, desde el 2001 se realiza el programa de coberturas petroleras, las cuales permiten blindar los ingresos petroleros ante una fuerte caída en los precios internacionales del crudo.

Para este año, se contrataron coberturas que cubren un precio de 55 dólares el barril de petróleo, lo que coincide con el precio establecido en el Paquete Económico del 2019. Las coberturas de este año costaron 23,489 millones de pesos, las más caras hasta este momento.

El analista de Finamex comentó que el precio del barril de petróleo que se contemple en el Paquete Económico 2020 va a ser relevante porque Hacienda debe establecer una fórmula que pondere las conducciones históricas del precio de la mezcla mexicana con las expectativas del mercado de futuros.

Alejandro Saldaña, gerente de análisis económico de Bx+, comentó que la tensión comercial que se vive en el mundo, especialmente entre Estados Unidos y China, podría influir en la contratación de las coberturas. No obstante, afirmó, su adquisición es fundamental para dar estabilidad a las finanzas públicas.

“Posiblemente incremente el costo de las coberturas, pero al final de cuentas es un factor que ha dado cierta estabilidad a los ingresos que son típicamente muy volátiles. Creemos que esta práctica la quiere seguir llevando a cabo la SHCP para los siguientes años”.

En el sexenio de Enrique Peña Nieto, el precio promedio de las coberturas fue de 14,093 millones de pesos. Entre el 2013 y 2018, las coberturas petroleras se activaron en dos ocasiones, el 2015 y 2016, ya que el precio del barril que se cubrió estuvo por debajo de lo que se presentó en promedio cada año.

Es decir, en el 2015, el precio que se cubrió con el programa de coberturas petroleras fue de 79 dólares el barril de petróleo, pero al cierre de ese año el precio de la mezcla mexicana se ubicó en un promedio de 44.25 dólares el barril. Lo mismo para el año 2016, cuando el precio cubierto fue de 49 dólares el barril, pero al cierre del año el precio del crudo fue de 35.93 dólares.

Hacienda debe mantener discreción

Gabriel Casillas, director general adjunto de análisis económico de Grupo Financiero Banorte, platicó que la SHCP debe mantener discrecionalidad en cuanto al costo de las coberturas, el precio de barril que se protegerá y el volumen, pues de lo contrario se podría complicar más el proceso de contratación.

“Si se da a conocer información antes de que se complete, se tendría un impacto en los precios de este seguro. Es decir, si los inversionistas se enteran de cómo serán las coberturas, empiezan a comprar esas opciones porque saben que el precio va a subir y el gobierno las va a comprar, por lo que es información reservada”.

El programa de coberturas petroleras se empieza a planear desde un año antes (entre marzo y abril) del periodo en que se quieran utilizar. En esos meses se delinea qué estrategia se ocupará para su adquisición, detalló.

Después, el comité de coberturas, que está conformado por integrantes de la SHCP y del Banco de México, decide qué se va hacer y cómo van a operar las coberturas.

Alejandro Limón, investigador de energía y finanzas públicas del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP), agregó que las coberturas petroleras funcionan como cualquier cobertura de seguro.

“Si se cubre un precio de la mezcla mexicana de 55 dólares el barril, pero al cierre del año cerró en 45 dólares, entonces, la aseguradora le paga el precio de barril a 55 dólares, es decir, la aseguradora le estaría pagando 10 dólares extras por barril al gobierno”.