A pesar de que el impacto presupuestario de las propuestas de los candidatos para la presidencia de Estados Unidos no es claro, analistas califican el plan económico de Hillary Clinton por arriba del de Donald Trump, según muestra el consenso de FocusEconomics.

En una revisión a las propuestas de los candidatos, realizada antes del primer debate, las 72 instituciones económicas consultadas opinan que, a pesar de que ambos candidatos argumentan que sus políticas aumentarán el crecimiento económico, Hillary Clinton es quien tiene un mejor plan de trabajo, donde propone una mayor participación del gobierno, prevé un mayor gasto, un aumento de impuestos a los hogares con altos ingresos y una mayor regulación, caso contrario a lo que Trump propone.

Las propuestas de Donald Trump buscan revertir algunos de los efectos negativos de la globalización (como la apertura comercial); el candidato republicano propone reducciones de impuestos y nuevos gastos para los veteranos y la infraestructura.

Los analistas prevén que las políticas fiscales de Trump sean altamente estimulantes en un inicio, pero en el mediano y largo plazo la economía de Estados Unidos podría entrar en recesión, además de que consideran que las políticas comerciales que propone serían perjudiciales tanto en el país como en el extranjero.

Por lo tanto, los expertos sugieren que la candidata demócrata tiene un plan económico más completo que el de su adversario y -en caso de ganar- se rodearía por el mejor equipo de asesores de política económica, con lo cual haría mejores nombramientos en la Reserva Federal.

Así, 75.4% de los analistas refiere que Hillary Clinton es quien tiene una mejor comprensión de la economía, coincidiendo en que, además de la experiencia, es la candidata que se ha mantenido más centrada . Ella tiene una carrera de muchos años y conoce a muchos expertos , indica Helmut Hofer, investigador principal en el Instituto de Estudios Avanzados de Viena.

Los analistas exponen que el aumento de la incertidumbre creada alrededor de las elecciones presidenciales, que se llevarán a cabo el 8 de noviembre, obstaculiza la actividad económica de Estados Unidos; el gasto de los hogares se podría restringir, al igual que la inversión empresarial ante las preocupaciones tanto de empresas como de consumidores por la creación de nuevas tarifas, impuestos y regulaciones.

En el reporte queda en claro que Hillary Clinton es la favorita entre los encuestados para ganar; 81.9% de los expertos indicó que ella será quien gane la Presidencia; mientras que sólo 18.1% piensa que Trump llegará a la Casa Blanca.

Recortan pronóstico de PIB

El documento realizado por la consultora Focus Economics destaca que si bien se espera que la economía de Estados Unidos se fortalezca durante la segunda mitad del año, impulsada principalmente por el consumo privado y un rebote en los inventarios, la fortaleza del dólar, la débil demanda global y los bajos precios del petróleo seguirán afectando las exportaciones del país y la inversión fija.

Por lo anterior, los analistas consultados rebajan su expectativa de crecimiento para el Producto Interno Bruto (PIB) de 1.7 a 1.6% para este año -siendo Lloyds el más positivo, dando una estimación de 2.1%-, mientras que para el 2017 se espera un crecimiento de 2.1 por ciento.

Por otro lado, prevén que la inflación alcance 1.3% en el 2016, mientras que para el 2017 prevén que sea de 2.2 por ciento.

FED mantendría tasas

Asimismo, tras el análisis de la situación económica y a pesar del discurso que dio la Reserva Federal (Fed) en su última reunión, refiriendo que había argumentos para subir su tasa de referencia pero que la mantendría, algunos de los analistas no creen que la Reserva realice un aumento este año.

Existe un número limitado de publicaciones de datos antes de la reunión e incluso con los datos fuertes los funcionarios tendrían que trabajar duro para convencer a los mercados de que la Fed podría dar ese paso justo antes de la elección presidencial (...) Estamos dejando nuestras probabilidades de un alza de tasa este año en 65%; 10% de de que se dé en noviembre y 55% en diciembre(...), pero pueden pasar muchas cosas de aquí a diciembre, por lo que un aumento en este año no es un hecho , explicó Jan Hatzius, economista jefe de Goldman Sachs.

valores@eleconomista.com.mx