El Banco de México (Banxico) y el Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés) confirmaron que Agustín Carstens se quedará al frente del banco central hasta el 30 de noviembre.

En sendos comunicados ambas instituciones precisaron que el nuevo encargo del mexicano como gerente general del BIS se postergó por dos meses, para iniciar el 1 de diciembre; lapso en el que el organismo internacional seguirá bajo la responsabilidad de Jaime Caruana.

Por su parte, el banco central enfatizó que aprobada la solicitud personal que el gobernador del Banxico hizo al Consejo directivo del BIS, Carstens iniciará su encargo como gerente general del BIS el 1 de diciembre de este año .

En el comunicado, el Banxico aclaró que el banquero central fue quien acordó solicitar al BIS postergar dos meses su incorporación, tras una reunión sostenida entre Enrique Peña Nieto, presidente de la República, y José Antonio Meade, secretario de Hacienda.

Carstens será el primer gerente general del BIS procedente de una economía emergente, experiencia que dará un nuevo ángulo a los análisis y discusiones que emanen del banco y de su participación en la regulación financiera internacional, advirtió Carlos Serrano, el economista jefe de Bancomer.

Caruana prolonga estancia

Ésta es la segunda vez en tres meses, que el directivo español a cargo del BIS debe prolongar su estancia en el organismo. La primera fue en otoño del año pasado.

Caruana cumple ocho años al frente del organismo en abril próximo y su salida del banco resulta de la regulación del mismo, que tiene como límite de permanencia en el organismo, la edad de 65 años.

El gerente general del BIS realizó su aparición pública más reciente el 10 de febrero, en Madrid, durante la presentación del Anuario del Euro 2016. Ahí, aseguró que la solvencia del sistema financiero a nivel global ha mejorado pero, acotó que aún no es momento de retirar los requisitos de capital.

Ante su próxima salida del BIS, se ha especulado la posibilidad de que se integre a BBVA, para sustituir a Francisco González, quien dejará la presidencia del banco español en el 2019, al cumplir los 75 años.