Aunque todas las pólizas de autos que contratan los conductores mexicanos incluyen responsabilidad civil para proteger a las víctimas de accidentes viales provocados por ellos (ya sean daños a su salud o a su patrimonio), 11% de los propietarios de autos asegurados no cubre los gastos médicos que puedan requerir ellos o quienes lo acompañen en su auto, de acuerdo con cifras de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS).

Aunque el porcentaje es mínimo, la situación preocupa a los expertos, pues los gastos médicos derivados de un accidente podrían ser muy altos, al grado de afectar las finanzas de las personas afectadas.

GNP Seguros afirmó que la mejor decisión es una póliza de seguros de autos que respalde e impida al conductor pagar las reparaciones y gastos médicos de su propio bolsillo, pero que además sea un plan que se adapte al presupuesto de las personas.

Cuando se contrata una cobertura amplia se tendrán los mejores servicios de asistencia automovilísticos, médicos, y administrativos que se aplicarán en el momento que se está viajando , comentó la aseguradora.

Cifras de la AMIS también arrojaron que 82% de las personas que contrata un seguro de autos buscó proteger su auto con una cobertura por robo.

La AMIS destacó la importancia de contar con esta protección pues de acuerdo con su último reporte de robo de autos, correspondiente al primer trimestre del año de abril del 2016 a marzo del 2017, se sustrajeron alrededor de 76,344 autos robados, de los cuales sólo se recuperaron 37 por ciento.

La AMIS añadió que 79% de las pólizas de autos contratadas cuenta con una cobertura de daños materiales de los autos en caso de un siniestro.

Por último, GNP exhortó a los automovilistas a hacer una correcta evaluación sobre el tipo de pólizas que contraten pues, dijo, para elegir un seguro de autos se debe tener en cuenta la condición del vehículo.

Así consideró que para los coches más viejos, la cobertura amplia (incluya robo y daños materiales) puede no ser la solución más económica, especialmente si el costo del seguro excede el valor del auto; pero para los vehículos nuevos, la cobertura amplia sería la mejor opción, ya que cubriría la reparación o sustitución del auto.

claudia.cordova@eleconomista.mx