El Banco de México (Banxico) anunció este jueves un reforzamiento en las facilidades anunciadas en abril pasado, a fin de proveer recursos a los bancos, para que estos den más financiamiento a las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes), así como a personas físicas afectadas en su economía por la pandemia del coronavirus Covid-19.

En este sentido, el banco central detalló que las instituciones bancarias participantes pueden realizar operaciones de arrendamiento y factoraje financieros con las mipymes, además del otorgamiento del crédito actualmente contemplado, con los recursos derivados de dichas facilidades.

“Esto obedece a que las instituciones ofrecen estas operaciones a las mipyme como vehículo de financiamiento utilizado ampliamente para satisfacer sus necesidades de capital fijo y de trabajo”, detalló el Banxico.

De igual forma, decidió permitir a las instituciones que, con los recursos derivados de la facilidad, otorguen a las personas físicas créditos hipotecarios y automotrices con los límites y condiciones que se establezcan para ello.

Esto tiene como objetivo ampliar los apoyos a dichas personas, al tiempo de coadyuvar a la recuperación de las industrias automotriz y de vivienda y construcción, así como a todas las cadenas de valor y empleos que dependen de dichas industrias”, puntualizó.

Sobre las garantías requeridas a las instituciones para obtener recursos de dichas facilidades, el organismo decidió permitir que se acepten esquemas de fideicomisos en los que se afecten los derechos correspondientes a portafolios de créditos hipotecarios, como garantías para los financiamientos que el Banxico otorgue a las instituciones que cumplan con las condiciones establecidas para dichos efectos.

Esto, enfatizó, permitirá acceder a los recursos de esta facilidad a aquellas instituciones que no cuenten con una cartera de créditos a empresas que emitan deuda bursátil, conforme a lo requerido actualmente, pero que sí originen créditos hipotecarios, los cuales se podrán ofrecer en garantía para respaldar adecuadamente el pago de los financiamientos otorgados.

El Banxico agregó que también se permite extender a tres meses el plazo para que las instituciones dispongan de los recursos derivados de estas facilidades para que otorguen los créditos a que estas se refieren; y también ahora es posible que dispongan del monto total asignado mediante ministraciones parciales.

También permite incluir entre los plazos del financiamiento de la facilidades, las opciones 12, 24 y 36 meses, a elegir por la institución solicitante.

Con estos ajustes, expuso, se amplían y fortalecen las medidas que contribuyen a mejorar los canales de otorgamiento de crédito de la economía, en beneficio de las mipymes y personas físicas afectadas por la pandemia.

Más acciones si se requieren

“El Banco de México se mantiene atento a la evolución de las condiciones financieras en nuestro país. En caso de ser necesario, seguirá tomando las acciones que se requieran en ejercicio de sus facultades, en estricto apego al marco legal y en coordinación con otras autoridades financieras”, enfatizó.

Refirió que la pandemia de Covid-19, así como su afectación en la actividad económica global, han incidido negativamente sobre los canales de otorgamiento de crédito en nuestro país.

Recordó que ante esta situación, el pasado 21 de abril, el Banxico anunció medidas aprobadas por su Junta de Gobierno para proveer liquidez a las instituciones bancarias con el fin de fortalecer dichos canales de otorgamiento de crédito.

Entre esas medidas, están las incluidas en las facilidades que comprenden: la provisión de recursos a instituciones bancarias para canalizar crédito mipymes y a personas físicas afectadas por la pandemia; y la facilidad de financiamiento a instituciones bancarias garantizada con créditos a corporativos.