Una vez que el Banco de México (Banxico) anunció las medidas para apoyar la economía ante la contingencia que se vive por el coronavirus (Covid-19), ahora le toca al sistema financiero, especialmente a los bancos, materializar estos apoyos y enfocarse en empresas que tradicionalmente no han sido atendidas, indicó Gerardo Esquivel Hernández, subgobernador del banco central.

Al participar en la mesa “Atención inmediata a la crisis: sistema financiero”, organizada por el Consejo Coordinador Empresarial, Esquivel Hernández indicó que, a diferencia de crisis anteriores, el sector bancario está en una posición de ser parte de la solución, por lo que el anuncio realizado por el banco central hace algunos días, de una inyección inédita de 750,000 millones de pesos, puede favorecer para salir más pronto de esta situación.

“El sector financiero tiene ante sí un reto muy importante. Una vez que el Banxico actuó en la dirección en la que lo hizo, me parece que parte de la pelota va a estar en la cancha del sector bancario y aquí va a ser muy importante lograr trasladar los beneficios de estas medidas lo más pronto posible a la mayor parte de la población, hacia el grueso o a un sector importante de pymes”.

Esquivel Hernández indicó que las instituciones del sistema financiero tienen ante sí el reto de saber cómo trasladar lo más pronto posible las medidas del Banxico a sus clientes, por lo que deben tomar en cuenta la posición de las tasas de interés, tanto la de referencia, que en la actualidad es de 6%, como las que ofrecen a sus clientes.

Consideró de suma importancia reforzar el tema de seguridad social, con el fin de apoyar a los más afectados por la crisis, debido a la pérdida de empleo, pues de acuerdo con sus estimaciones, para fines de abril se habrán perdido alrededor de 700,000 empleos.

Asimismo, indicó que, en un plazo de tres años, es necesario plantear tres temas necesarios para el crecimiento del país: la reforma fiscal, la de pensiones y la creación de un seguro de desempleo.

Presentan propuestas

Representantes de asociaciones de entidades del sector financiero presentaron propuestas para reactivar la economía.

En su intervención, Luis Niño de Rivera, presidente de la Asociación de Bancos de México, mencionó que además de las medidas anunciadas por el sector bancario para apoyar a sus clientes con el diferimiento de pagos, en las próximas semanas se presentará un esquema para apoyar a las micro, pequeñas y medianas empresas del país, además, se trabajará con distintos gobiernos estatales, la iniciativa privada y la banca de desarrollo.

Propuestas de la Amafore:

Fondos de financiamiento otorgados por instituciones con experiencia.

Fondos del sector privado para invertir en proyectos viables, necesarios para la reactivación económica.

Fortalecer la ciberseguridad en el sistema financiero.

Crear una base de datos única del sistema financiero, con la información de 60 millones de trabajadores que tienen las afores.

Flexibilizar el régimen de inversión de las afores.

Permitir inversiones en proyectos de infraestructura estabilizados.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx