La economía mexicana registrará un crecimiento de 5% en su Producto Interno Bruto (PIB) durante este año, de acuerdo con las estimaciones del Banco Mundial.

Este pronóstico se encuentra arriba de la tasa proyectada por el organismo en enero, que estaba en 3.7%; está debajo del ajuste preliminar sobre la previsión del Subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, de 6.5% y está en el piso del rango estimado por Banco de México, entre 5 y 7% que tiene como escenario central un avance de 6 por ciento.

Al divulgar sus Perspectivas Económicas Mundiales actualizadas, los expertos del Banco Mundial argumentan que el desempeño de la economía mexicana en 2021 estará impulsado por la industria manufacturera e incluso por el sector servicios, que “se verán beneficiados por el aumento de las exportaciones asociadas al robusto desempeño de Estados Unidos”.

De ahí su panorama de riesgos al alza, impulsado por Estados Unidos y los canales comunicadores hacia México, que son el comercio y la confianza, sostuvieron.

El equipo de expertos liderados por la economista en jefe del BM, Carmen Reinhart prevé que el PIB de Estados Unidos alcanzará un registro de 6.8% este año, una tasa que está lejos del 3.5% que previeron en enero pasado.

La expectativa revisada de Banco Mundial para México también resulta más conservadora que la del promedio del mercado divulgada esta semana por CitiBanamex, que está en 5.5 por ciento.

Para los próximos dos años, los especialistas del BM proyectan el PIB mexicano tendrá un retorno a su tendencia y subrayaron que también va a reflejar un menor apoyo fiscal de Estados Unidos.

Así, prevén que México registrará un crecimiento de 3% para el año entrante; una tasa superior en 1.3% a la prevista en enero y sería poco más de la mitad del rebote de este año.

Y para 2023 proyectan una recuperación de 2%, que está 0.4 décimas debajo del esperado por ellos al arrancar el año.

Los economistas expertos del Banco Mundial, que para América Latina están liderados por Martín Rama, advierten que el desempeño mexicano en 2022 y 2023, estará apuntalado también por una demanda doméstica que ya mostrará el impacto de una población mayormente vacunada contra el Covid 19.

Rumbo económico incierto

En el análisis que acompaña al cambio de expectativas, los economistas del BM destacan que la incertidumbre sobre el rumbo de las políticas económicas estará presente en México, lo mismo que en nueve países de América Latina y El Caribe.

Esto por los procesos electorales de este año, que serán legislativos y de medio término para México, El Salvador, Argentina (todos ellos, de medio término, legislativas) y las generales de Nicaragua, Perú, Santa Lucía, Honduras, Ecuador y Chile.  En conjunto, estos nueve países aportan el 45% del PIB regional.

Estados Unidos, locomotora mundial

La economía mundial registrará un avance de 5.6% este año, que supera en 1.5 puntos la expectativa que tenían al iniciar el año.

Este desempeño estará apuntalado por la dinámica de Estados Unidos, a quien anticipan una expansión de 6.8% que además de ser un registro no visto para aquella economía, supera en 3.3 puntos el pronóstico que tenían en enero. Para el año entrante, anticipan que se moderará el avance hasta 4.2 por ciento.

China e India serán quienes liderarán el desempeño de las economías BRIC, que son las emergentes más avanzadas. Así, para la segunda economía más grande del planeta, China, prevén un crecimiento de 8.5%, que sería 0.6% mayor al esperado hace cinco meses. Los economistas del Banco estiman que India conseguirá una expansión de 8.3% que es 2.9 puntos superior al desempeño esperado al arrancar el año.

A Brasil le ven con una expansión de 4.5%, que supera en 1.5 puntos al desempeño previsto en enero; y en el fondo se quedará Rusia, con un avance de apenas 3.2% que está arriba del 2.6% estimado hace cinco meses.