Además de enfrentar el impacto por las fallas en las acciones contra el cambio climático, el mundo enfrentará el efecto de la erosión en la cohesión social, crisis por sobrevivencia y persistentes enfermedades infecciosas globales.

Estos son los principales riesgos para la próxima década que encontró el panel de expertos del más alto nivel en los sectores mundiales de salud, ciencias y microbiología consultados por el Foro Económico Global (WEF, por su sigla en inglés).

Al interior del “Global Risk Report 2022”, también destacaron la posibilidad de que se presente una crisis de salud mental, consecuencia del cierre de las economías tras los eventos sanitarios y la incertidumbre por la evolución de la pandemia.

En el documento, que compila la información recabada en encuestas, explican que tanto las economías avanzadas como las emergentes están enfrentando el impacto de “la sobrecarga económica que motivó la pandemia y el debilitamiento de la cohesión social”.

Esto puede limitar aún más el capital financiero y político necesarios para impulsar una acción más fuerte contra el cambio climático, advirtieron.

De hecho hicieron un acercamiento sobre el riesgo de que se falle en la estrategia para combatir el cambio climático y detallaron que también motivará flujos migratorios que complicarán la colaboración internacional.

Como sucede cada año, los expertos consultados por el WEF identifican los cinco riesgos más severos para los sectores económico, de medio ambiente, geopolítico, social y tecnológico.

La precisión en el diagnóstico de este reporte de expertos, puede ponderarse al recordar que desde el 2016, alertaron que existía una alta probabilidad de que se presentara una pandemia en un lapso de cinco a 10 años.

“Una gripe letal cuya propagación será resultado de los patrones mundiales de viajes y turismo (...) los impactos incluirán un deterioro severo en el flujo del turismo, otras industrias de servicios así como las cadenas de suministro de fabricación y minoristas”, advirtieron en el “Global Risk Report del 2016”.

De la deuda a la inestabilidad de precios

En el segmento de riesgos económicos, el que encabeza la lista es el de crisis de deuda, que se coló también entre los 10 más severos para toda la década.

De hecho, en la lectura de los resultados, los expertos del WEF destacaron que la recuperación económica mundial puede verse impactada por una crisis de deuda. Refieren que según información del Fondo Monetario Internacional, la deuda de los gobiernos se incrementó 13 puntos del PIB en el 2020 a nivel mundial, para ser equivalente a 97% del PIB del globo.

En el documento, destacaron que la deuda y su administración hará más difícil para los países, lidiar con la huella económica que todavía dejará el Covid-19.

“Resultado de la pandemia, la economía global será 2.3% más pequeña de lo que tendría que ser. Y ahora, también se han sumado la inflación y el aumento de precios de commodities como factores de riesgo”, resaltaron.

Los expertos consultados también identificaron en este segmento un estancamiento económico que se prolonga, el estallamiento de una burbuja de activos; el colapso industrial y la inestabilidad de precios.

Afectadas cohesión social y salud mental 

En el escaparate de riesgos para los próximos 10 años, destacan los encapsulados en el sector de la sociedad.

Precisamente, a la cabeza, ubican la erosión de la cohesión social; crisis por la sobrevivencia; fallas en los esfuerzos contra el cambio climático y el deterioro de la salud mental.

De hecho precisan que en un corto plazo, la erosión social se ha vuelto un factor de riesgo común en 31 países, donde menciona: “Argentina, Francia, Alemania, México y Sudáfrica del G-20”.

Sobre el deterioro en la salud mental, señalaron que la pandemia condujo a 53 millones de casos adicionales a la depresión.

Ciberseguridad, riesgo latente

Como ha pasado en los últimos cuatro años, a la cabeza de los riesgos tecnológicos están las fallas de ciberseguridad.

Los expertos identificaron la desigualdad digital, evidente en la pandemia y el cierre de las economías; avances adversos en la tecnología, fallas en la gobernabilidad tecnológica así como la concentración del poder digital.

Confrontaciones geopolíticas y fracturas

En la muestra dedicada a los riesgos geopolíticos para los próximos 10 años, destacan las confrontaciones geoeconómicas.

En el top cinco de este segmento están también las fracturas de relaciones interestatales; conflictos de entidades federativas, el colapso del multilateralismo y ataques terroristas.

Fracaso contra cambio climático

Al hacer la revisión sobre los cinco riesgos más destacados en el segmento medioambiental, queda como líder la falla de estrategias contra el cambio climático y el clima extremo.

Luego, la pérdida de la biodiversidad, daño al hábitat humano y crisis en las fuentes de recursos naturales.

Este reporte suele divulgarse una semana antes del Foro de Davos, que por segundo año consecutivo se realizará de forma virtual y cuyo encuentro de líderes en persona se ha desplazado para el verano próximo.

ymorales@eleconomista.com.mx