Fitch Ratings precisó que futuras acciones positivas a las calificaciones soberanas de México dependerán de observar un periodo sostenido de crecimiento y mejoras adicionales materiales en la flexibilidad fiscal.

Tras el aumento que hizo ayer Moody’s a la nota de bonos soberanos del gobierno de México a A3 de Baa1, la directora senior y analista líder de la calificación Soberana de México de Fitch, Shelly Shetty, dio a conocer la postura de esta agencia evaluadora.

En un breve comentario, la especialista recordó que Fitch incrementó el IDR en Moneda Extranjera de México a ‘BBB+’ desde ‘BBB’ en mayo de 2013.

Refirió que uno de los principales fundamentos en ese momento fue la premisa de que el impulso de las reformas continuaría en México y que éstas tendrían un impacto positivo en las perspectivas de crecimiento y la flexibilidad fiscal en el mediano plazo.

En nuestra última revisión, también mencionamos que para futuras acciones positivas de calificación, es importante observar un periodo sostenido de crecimiento que reduzca la brecha económica de México con los soberanos con calificaciones más altas, así como mejoras adicionales materiales en la flexibilidad fiscal", añadió Shetty.

apr