La figura del acuerdo conclusivo impulsada por la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) logró en dos años y medio que los causantes pagaran a las autoridades fiscales más de 13,000 millones de pesos. En lo que resta del año, esta figura se difundirá con mayor énfasis por varios estados de la República.

Edson Uribe, subprocurador de la Prodecon, admitió que el acuerdo conclusivo es un mecanismo eficiente para mediar irregularidades entre los pagadores de impuestos y las autoridades fiscales, y que logra una efectividad de más de 70 por ciento.

De enero del 2014 a mayo del 2016 se presentaron 3,555 solicitudes de acuerdos conclusivos, de los cuales ya se firmaron 1,177. El reto es que la figura se conozca más en otros estados de la República , comentó para El Economista.

Uribe reconoció que, si bien en los dos años y medio, desde que la figura se implementó, un mayor número de contribuyentes han recurrido a ella, faltan muchos retos que superar, los cuales se centran en la difusión entre la población.

Es un trabajo de picar piedra, ya que no tenemos mucho capital para destinarlo en campañas de publicidad. Los contribuyentes tienen más confianza en la figura por la recomendación de boca a boca que se ha dado , dijo.

Así, desde enero del 2014 hasta mayo del 2016, con la figura del acuerdo conclusivo los causantes han pagado más de 13,000 millones de pesos; por lo tanto, afirmó que no es un mecanismo que afecte la recaudación de impuestos.

Los contribuyentes tienen la confianza de pagar y se encontró la fórmula perfecta. Los funcionarios no tienen miedo para pactar y los causantes no se niegan a pagar lo que verdaderamente deben , afirmó el subprocurador.

Un acuerdo conclusivo es un procedimiento al que puede optar cualquier contribuyente que se encuentre auditado; se tramitará ante la procuraduría, poniendo fin a diferendos entre fisco y causantes sin necesidad de acudir a juicio.

Además, se prevé que el sujeto revisado goce de beneficios económicos importantes al adoptarse el acuerdo; bajo este preámbulo la Prodecon juega como un intermediario para llegar a un mejor acuerdo entre el contribuyente que quiere regularizar sus situación y el fisco.

Edson Uribe afirmó que cada vez más los contribuyentes conocen la figura y las autoridades entienden, con ello, a ciencia cierta lo que es la mediación y los resultados que se pueden obtener.

En entrevista comentó que dentro de los temas más relevantes que se tocaron en los acuerdos conclusivos en la mitad del 2016, se encuentra la integración de la contabilidad de los contribuyentes.

De las 3,555 solicitudes de acuerdos conclusivos, 65% tiene que ver con controversias con el Servicio de Administración Tributaria (SAT), 30% con las autoridades estatales y apenas 5% con el IMSS e Infonavit.

Por lo que, enfatizó, un porcentaje de 5% con dichos institutos es un área de oportunidad para todos aquellos contribuyentes que son auditados en su carácter de patrón, para ellos el acuerdo conclusivo también es una buena herramienta .

Difundirán la figura ?en más estados

Para Edson Uribe uno de los retos de la figura es difundirla con mayor énfasis en los estados, se considera un área de oportunidad aquellos estados que tienen mucha actividad de auditorías, como Chiapas, Campeche, Puebla y Nuevo León.

Por otra parte, los estados en donde los pagadores de impuestos recurren con mayor frecuencia a la figura son: Veracruz, Puebla, Jalisco, Yucatán y Estado de México. En el resto de las entidades los números se observan dramáticamente disminuidos, afirmó.

Tenemos que replicar los esfuerzos que hemos hecho a nivel central en los estados para tener muchas más solicitudes a nivel local y con autoridades coordinadas como las secretarías de Finanzas locales , concluyó.

karla.gomez@eleconomista,mx